Descartes. discurso del método.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1237 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 7 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
DESCARTES. DISCURSO DEL MÉTODO.

CUATRO REGLAS DEL MÉTODO CARTESIANO:

1. No recibir como verdadero lo que con toda evidencia no reconociese como tal, evitar la precipitación y los prejuicios, y no aceptar como cierto sino lo que se presente a mi espíritu de manera tan clara y distinta que acerca de su certeza no pueda caber la menor duda.

2. La división de cada una de lasdificultades con que tropieza la inteligencia al investigar la verdad, en tantas partes como sea necesario para resolverlas.

3. Ordenar los conocimientos, empezando siempre por los más sencillos, elevarme por grados hasta llegar a los más compuestos, y suponer un orden en aquellos que no lo tienen por naturaleza.

4. Hacer enumeraciones tan completas y generales que me den la seguridad de nohaber incurrido en ninguna omisión.

TRES PRECEPTOS MORALES DEL MÉTODO CARTESIANO:

1. Obedecer las leyes y costumbres de mi país y permanecer en la religión que me enseñen en mi infancia. Mi conducta debe ajustarse a la opinión de los más sensatos y prudentes, ya que mis opiniones estarán sometidas al riguroso examen de la razón. Elegir de las múltiples opiniones la más moderada por ser lasmás cómodas en la práctica; los excesos son perjudiciales por correr el riesgo de alejarme demasiado del camino recto y menoscabar mi libertad.

2. Emplear en mis actos la mayor energía y firmeza de que fuera capaz y seguir las opiniones dudosas, una vez aceptadas, como si fueran las más evidentes. Si no está en mi poder el discernir la opinión verdadera, es necesario que me incline a la másprobable, tomarla como cierta y no vacilar al obrar, esto con el fin de no aplazar indefinidamente los actos de mi vida, sin remordimientos y sin indecisiones.

3. Aspirar a vencerme y a cambiar de deseos, más que a la fortuna y a que el orden real se modifique por satisfacer a mis deseos. Habituarme a creer que sólo mis pensamientos me pertenecen a fin de no desear lo que no pudieraadquirir. Si mi voluntad se inclina a querer sólo las cosas que mi entendimiento presenta como posibles, no sentiré la carencia de ninguna. Elegir la mejor de las profesiones: cultivar la razón, para avanzar en el camino de la verdad.

DESCARTES. MEDITACIONES METAFÍSICAS.

1. DE LAS COSAS QUE PODEMOS PONER EN DUDA. Razones para dudar; debido al estado de las ciencias y sus fundamentos. Despojo deprejuicios y liberación de la influencia de los sentidos.

Principios falsos, opiniones falsas.

Deshacerse de todos los conocimientos adquiridos y comenzar de nuevo.

Establecer en las ciencias algo firme y seguro.

Todo lo que hasta ahora se tiene por verdadero ha llegado a través de los sentidos pero algunas veces estos engañan, por lo tanto, ya no debo fiarme delos sentidos.

No hay indicios por los que podamos distinguir la vigilia del sueño.

Existen verdades claras que tratan de cosas simples y generales: la aritmética, la geometría, etc.

La idea de un dios. Dios como el genio maligno que me engaña pero que no me impondrá nada falso.

2. DE LA NATURALEZA DEL ESPÍRITU HUMANO, QUE ES MÁS FÁCIL DE CONOCER QUE EL CUERPO. Lainmortalidad del alma, substancia pura.

Tomaré por falso lo que me ofrezca la más pequeña duda hasta que encuentre algo cierto o hasta convencerme de que nada cierto hay en el mundo.

Soy en tanto que pienso: proposición necesariamente verdadera. Si dejo de pensar, dejo de existir.

Según mis antiguas opiniones:

-Cuerpo: figura, llena un espacio, puede sersentido, puede ser movido; lo pasivo.

-Alma: Mueve, nutre, siente, piensa, pero nunca sin el cuerpo; lo activo.

No soy más que una cosa que piensa: un espíritu, un entendimiento, una razón. Una cosa que duda, entiende, concibe, afirma, niega, quiere, no quiere, imagina y siente.

Soy una cosa verdadera, y verdaderamente existente.

Lo conocido por la imaginación no...
tracking img