Descartes a montaigne

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 35 (8502 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
INGENIUM. Revista de historia del pensamiento moderno Nº 3, enero-junio, 2010, 3-21 ISSN: 1989-3663

De Descartes a Montaigne. La constitución de otra subjetividad ante la crisis de la racionalidad moderna
Ricardo CATTANEO / Manuel TIZZIANI
(rcattaneo@fhuc.unl.edu.ar; manutizziani@hotmail.com )

Universidad Nacional del Litoral (Santa Fe, Argentina)

RESUMEN En estos tiempos en los que yano se considera una novedad la crisis de la modernidad, de un modo acotado de entender al sujeto y a la racionalidad, nos hemos propuesto indagar otras experiencias, otros modos de constitución de la subjetividad en la historia de las ideas de occidente. En tal sentido, al modelo presentado por René Descartes, hemos contrapuesto el ejemplo que Michel de Montaigne nos ofrece a través de susEnsayos. Así, este breve escrito ofrece algunas conclusiones parciales que hemos obtenido luego de una investigación emprendida en la línea de esa recuperación PALABRAS CLAVE: Espacio de experiencia; horizonte de expectativas; racionalidad; subjetividad; modernidad

ABSTRACT Nowadays in which the crisis of Modernity –or the crisis of a straight way of understanding subjectivity and rationality– is nolonger considered as a novelty, our purpose is to research other experiences, other ways of constituting subjectivity in the History of occidental ideas. In this sense, we have opposed the example that Montaigne sets up in his Essays to that presented by René Descartes. In this paper, we try to offer some partial conclusions obtained from that work of opposition

KEYWORDS: Space of experience;horizon of expectation; rationality; subjectivity; modernity

1. Pasado presente El caudal ingente de información al que nos vemos sometidos quienes vivimos en estos comienzos del siglo XXI, parece posibilitar una mirada más compleja de los cambiantes fenómenos culturales en que nos hallamos inmersos. Sin embargo, el entusiasmo por el acceso a esa diversidad parece venir acompañado por ciertapreocupación ante la pérdida de marcos de referencias, a partir de los cuales juzgar dichas mutaciones. Así, los éxitos obtenidos en los avances de las tecnociencias se ven fuertemente contrastados con la incertidumbre que parece desolar el mundo de la vida cotidiana. La búsqueda de la exactitud matemática y el rigor lógico, de la certeza intelectual y la pureza moral como fines inherentes alproyecto de la “racionalidad moderna”, se sopesan nuevamente hoy
[Recibido: mar. 2010/ Aceptado: may. 2010] 3

De Descartes a Montaigne. La constitución de otra subjetividad

con la creciente demanda de una actitud tolerante ante las diversidades culturales, sus diferentes modos de expresión y sus plurales propuestas de convivencia. ¿Acaso la denominada “pérdida de las certezas”, vociferada endistintos medios y su consecuente reacción -que aún pretende sostener la necesidad de las mismas en determinados ámbitos-, no han puesto de manifiesto sino nuestro horizonte de expectativas 1 , marcado históricamente por la consumación de esa modernidad? Cuando decimos horizonte de expectativas nos referimos a las creencias más arraigadas que han configurado nuestra visión histórica del mundo. Éstasconstituyen, como señala Stephen Toulmin, el horizonte que “delimita el campo de acción en el que nos parece posible, o factible, cambiar los asuntos humanos y decir cuál meta se puede llevar a la práctica” 2 . Tal vez sólo desde una reconsideración histórica de nuestro espacio de experiencia 3 sea posible ensayar tales cambios para, quizás, llegar a ser otros. Y si no, ¿de qué sirve tanto trabajode siglos de cultura humana? Tal vez Michel Foucault tenía razón cuando expresaba que no cabe ya “buscar asimilar lo que conviene conocer, sino permitir desprenderse de uno mismo. ¿Qué valdría el empeño del saber, si solo hubiera de asegurar la adquisición de conocimientos, y no, en cierto modo y en la medida de lo posible, el extravío del que conoce? Hay momentos en la vida en los que la...
tracking img