Descarttes,método y meditaciones i y ii

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1212 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 27 de octubre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cuestionario:

1) Establecer la estructura de cada una, con respecto al planteo de cada meditación y las ideas centrales.
2) Explicar la formulación del Cogito.
3) Estableces que diferencias existen entre la meditación II y la I y realizar una comparación.

Desarrollo:

1) Meditación I: sobre la metafísica, en las que se demuestra la existencia de Dios y la distinción del alma y elcuerpo.

De joven Descartes admitió opiniones ficticias como verdades, teniéndolas como base de otras aun más inciertas. Luego dudo, entendiendo que para llegar a algo verdadero y e indiscutible tendría que eliminar los cimientos sobre los cuales descansaban todas sus creencias.
Así fue que dudo de todo lo que se puede dudar. Y comenzó por los sentidos, afirmando que no podemos dar crédito a lo quenos presentan debido a: “…que estos engañan de vez en cuando y es prudente no confiar nunca en aquellos que nos han engañado aun que solo haya sido por una sola vez.”. Asimismo algunas cosas que nos vienen de los sentidos a las cuales no ponemos en duda son, que ocupamos un determinado lugar, que tenemos manos y un cuerpo que nos es propio etc. Son afirmaciones que carecen de evidencia si lasequiparamos con las sensaciones que podemos tener en sueños. Sumado a que no diferenciamos con seguridad cuando estamos despiertos y cuando dormimos.
Aun si dudáramos de la existencia de las manos, ojos, etc. estas cosas que se hallan el nuestro conocimiento fundadas en otras mas simples y absolutas.
Además establece una diferenciación entre las disciplinas que centran su estudio en las cosas de larealidad corpórea como la astronomía, la medicina entre otras, que tienen carácter dudoso y las que se enfocan el las cosas simples y absolutamente generales sin importarle su existencia real por ende tienen algo de cierto.
Por otra parte, dice que tenemos incorporada la idea de la existencia de un Dios omnipotente, bueno y que nos ha creado. Pero si esto es así, si Dios es bueno, ¿por quéerramos? Ante este interrogante el filósofo se planteo, que o el creador de origen no sea tan poderoso como imaginamos y por ende yo, hombre, tan imperfecto como consecuencia de esto me equivoco constantemente.; o que Dios no sea fuente de verdad sino una especie de genio maligno poderoso e inteligente que se empeña en confundirme.

Meditación II: sobre la naturaleza del alma y del hecho de que es mascognoscible que el cuerpo.

En ésta, siguiendo el mismo proceso que en la anterior, irá en busca de la verdad considerando falso todo aquello que presenta duda. Descartado los sentidos y las representaciones de la memoria, y focalizándose así en el interrogante ¿soy algo? Aunque no tenga cuerpo, llegando de esta forma a la formulación del Cogito.
Partiendo del hecho de que existe, Descartes sepregunta ¿quién soy yo? Y hace referencia a lo que creía ser- en síntesis un mecanismo de miembros que además se alimenta, come, siente y piensa-al analizarlo se da cuenta que lo único que no puede sernos arrebatado es el pensamiento, existimos en tanto pensamos. Por ello soy, decía el filósofo, una cosa que piensa. Pero ¿qué es eso? Es una cosa que duda, conoce, afirma, niega, quiere, rechaza yque imagina y siente.
En conclusión, para Descartes no existe otra cosa que no sea la mente. Ya que no se puede determinar la existencia de las cosas ni por la vista, el tacto, la imaginación o por cualquier otra causa, por que la aprehensión se realiza únicamente por la facultad de juzgar que existe en el intelecto.

2) Descartes tomó como base que todo lo que percibo por los sentidos esfalso y nunca existió todo lo que puedo representarme en mi memoria (tal vez no hay nada que sea seguro.)
Así puedo decir que tengo un cuerpo o quizás no. Y si no tengo cuerpo ni sentidos ¿soy algo igual? y ¿qué soy? Si puedo dudar. De lo que si se convenció es de que necesariamente tengo que existir para que el genio engañador me induzca a errar. Y lo que nunca podrá lograr es que yo no exista,...