Descripcion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (587 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La princesa Moja pijamas
 
 
 
Eva todavía se hace pis en la cama. No se lo ha contado a nadie, porque le da vergüenza, y no es todas las noches. Hay días en que la cama esta seca, otros en queesta solo un poco mojada, y otros en los que amanece inundada, pero nadie puede explicarle por qué le ocurre todo esto.
Hasta que un día, en la guardería, la señorita les cuenta un cuento.
Erase unavez un rey, una reina y una princesa que vivían en un hermoso palacio. La princesa era una niña muy bonita, con rizos de oro. Todos la mimaban y la corte entera estaba pendiente de ella. Pero eso seacabó de golpe el día en que nació el príncipe. Desde ese momento ya casi nadie hacía caso de la princesa, y todo el mundo estaba pendiente del culito de Su Alteza  el príncipe cuando ensuciaba lospañales.
La princesa no quería mucho al hermanito, Tenía celos de él. Una noche, soñó que era un  bebé como el príncipe, que la mecían en la cuna, que le daban el biberón y que le hacían carantoñas.Cuando despertó, tenía la cama mojada.
¡La noticia causó sensación! La camarera lo dijo a la dama de honor; la dama de honor, al paje; el paje, al lacayo; el lacayo, al ministro: el ministro al rey, y elrey, a la reina. Todos acudieron rápidamente a la habitación de la princesa. ¡Una princesa que moja la cama! Al principio, a la princesa, le daba mucha vergüenza, pero después empezó a gustarlevolver a ser el centro de atención de todo el palacio.
Hacía ya varias noches que ocurría lo mismo. La reina a estaba muy preocupada. “¿No estará enferma la princesa?” preguntó al rey. Como la princesa nodejaba de mojar las sábanas de seda, los reyes mandaron llamar al médico de la corte, pero éste no encontró ninguna enfermedad.
Entonces el rey y la reina empezaron a enfadarse con su princesa. Ledaban sermones  y recomendaciones y hasta le gritaban, pero de nada servía. Al final se cansaron de hablar, se resignaron y dejaron de preocuparse. También los cortesanos se acostumbraron a que su...
tracking img