Descubridor de la anestecia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (878 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
nooFue en el Estado americano de Connecticut y en la ciudad de Hartford en donde, una tarde, al odontólogo Horacio Wells, oriundo del lugar, le llamó la atención el hecho de que en lucha de dosperros, uno de ellos mordido cruelmente por el otro se retiró de la contienda sin dar muestras de dolor. Se preguntó: Podría alguna medicina llegar hasta el cerebro del hombre para inhibir esta sensacióndolorosa, en forma semejante a como, seguramente, el organismo del can elaboró una sustancia capaz de producir el mismo efecto?
Quiso la casualidad que al poco tiempo fuera él invitado al CircoAmericano para presenciar una función en la que el espectáculo central sería ofrecido por voluntarios llevados al proscenio para aspirar un gas llamado hilarante , es decir, que produce risa en el pacienteo en los espectadores, porque al inhalarlo los individuos tomaban las más disparatadas conductas, como reír, llorar, danzar... después de lo cual no se acordaban de lo sucedido.
Uno de ellos, elseñor Samuel Cooley terminada su actuación, al bajar del escenario tropezó en las escaleras y se hirió en uno de sus miembros inferiores, en la región de la pierna, y que el mismo Wells certificó, porhaberle dado toda la importancia a su observación, sin que hubiera experimentado dolor alguno.
Relacionando estos dos sucesos, nuestro odontólogo no dudó en solicitar, al día siguiente al propietario delcirco, don Pineas Taylor Barnun quien a su vez la pidió a su abastecedor, el señor David Colton una porción del gas certificado como óxido nitroso, para que en presencia de ellos y de su discípulo,el doctor John Riggs, y ofrecido el mismo doctor Wells como paciente a falta de un voluntario, que no apareció, su amigo, el también odontólogo Guillermo Tomás Morton, le extrajo una de sus piezasdentarias, empleando por primera vez este gas como anestésico y certificando a la humanidad cómo en ese inolvidable 11 de diciembre de 1844, a las 10 en punto de la mañana y en su propio consultorio,...
tracking img