Deshoras, de julio cortázar.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 18 (4427 palabras )
  • Descarga(s) : 36
  • Publicado : 11 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Deshoras, de Julio Cortázar.

Taller de expresión 1.

El análisis narratológico.

“No aceptar otro orden que el de las afinidades,
otra cronología que la del corazón,
otro horario que el de los encuentros a deshora,
los verdaderos”.
Julio Cortázar, Salvo el crepúsculo

Alumna: Mariana Costante.

Cortázar autor del cuento “Deshoras” nació en Bélgica, el 26 de agosto de 1914hijo de Julio Cortázar y María Herminia Descotte, de padres argentinos. Más adelante en su vida declararía: "Mi nacimiento (en Bruselas) fue un producto del turismo y la diplomacia" esto es quizás debido a que su padre era técnico en materias económicas y acompañaba la delegación argentina en ese país. En ese entonces Bruselas estaba ocupada por los alemanes. A los cuatro años volvieron a Argentina ypasó el resto de su infancia en Banfield, Buenos Aires, junto a su madre, una tía y Ofelia, su única hermana (un año menor que él). Vivió en una casa con fondo pero no fue totalmente feliz. Cortázar fue un niño enfermizo y pasó mucho tiempo en cama, por lo que la lectura fue su gran compañera. Su madre le seleccionaba lo que podía leer, convirtiéndose en la gran iniciadora de su camino de lector,primero, y de escritor después. Leía tanto que algún médico llegó a recomendarle leer menos durante cinco o seis meses y salir más a tomar un poco de sol. Los derechos de autor de varias de sus obras fueron donados para ayudar a los presos políticos de varios países, entre ellos Argentina. En 1984, el 12 de febrero Julio Cortázar muere de leucemia y es enterrado en el cementerio de Montparnasse,en la tumba donde yacía Carol Dunlop, su esposa. En México (Editorial Nueva Imagen) aparece su libro de poemas Salvo el crepúsculo.(1)

El cuento Deshoras es distinto en el sentido que parece asumir un tema más cotidiano, pero no por esto mas abordado en su época y que se concentra en los recuerdos de la adolescencia. Este cuento acerca de la memoria de la niñez -¿del autor?-, “esosmaravillosos amores infantiles que lo hacen a uno llorar de noche”,(2) Coinciden en presentar la ilusión amorosa de un adolescente, y la desilusión consecuente del desencuentro que en cada relato tiene diferentes causas.
El relato trata de Aníbal que recuerda a Doro, un gran amigo de su infancia en Bánfield, pero que de manera muy especial recuerda a Sara, hermana de Doro y su ideal de amor deadolescente. Ya mayor, Aníbal se encuentra con Sara y evoca la ilusión de su amor de aquellos años. Al final, el lector sabe que Aníbal está escribiendo esos recuerdos, y la escritura se interrumpe con la ‘llamada’ a su vida cotidiana al lado de su esposa Felisa y de sus hijos que quieren ver la televisión.
¿Por qué Deshoras, el título de uno de los últimos cuentos escritos por Cortázar,denomina también el libro que reúne los ocho relatos que cierran su narrativa? (3) Si bien el autor mismo ha declarado la intención del manejo del tiempo ‘a deshoras’ en cada relato, nos parece que hay también otros motivos que pudieron haber influido para denominar el volumen con el mismo título del cuento Deshoras. Esto luego será retomado.

El tiempo en Deshoras
La incertidumbre deltiempo y, en consecuencia, de la realidad que se vive es el leit motiv en este cuento. El relato se revisa la connotación de la palabra ‘deshora’ en la obra de Julio Cortázar.(4) En el texto “Marcelo del Campo o más encuentros a deshora”, Cortázar comenta: “los juegos del tiempo, lo que Alejo Carpentier llama la guerra del tiempo, guerra florida y a veces ruleta rusa, en todo caso un billar donde lascarambolas se dan en un nivel que reduce el antes y el después a meras comodidades históricas”.(5) En el último texto publicado por Cortázar: “No aceptar otro orden que el de las afinidades, otra cronología que la del corazón, otro horario que el de los encuentros a deshora, los verdaderos.”(6) Entonces, si los encuentros a deshora son los verdaderos y los encuentros en el tiempo del ‘ahora’...