Desordenes o las diversiones callejeras

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1492 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Instituto Politécnico Nacional
Luis Enrique Erro Soler
CECyT 14

Nombre del alumno: Karen Denisse Jiménez Garduño

Grupo: 1IV3

Materia: Historia I

Titulo del trabajo:
El desorden o las diversiones callejeras.

El desorden o las diversiones callejeras.
Bueno, este artículo narra principalmente el avance o cambio que tuvo en la historia el desorden y las diversiones que se llevabana cabo casi siempre en las calles de la Cuidad de México. Unos cambios muy relevantes y diferentes. Habla principalmente sobre el carnaval y sus continuos cambios y restricciones.
Bien, he aquí la Cuidad de México a fines del periodo colonial donde cuatro quintas partes de la población permanecían a la “plebe”, es decir, a las clases populares.
Estas se componían por indios, castas, mestizos ycriollos. En donde solo un tercio de la población tenía un empleo fijo.
Las personas podían ser artesanos, trabajadores domiciliados, trabajadores en talleres reales, sirvientes, aguadores, horticultores, jornaleros, militares o bien, tenían un puesto pequeño de venta en el mercado.
Esta gente estaba amenazada por el hambre y las epidemias, y bueno, actualmente todavía siguen existiendo hambre yepidemias, como la más actual, la influenza H1N1. Bueno el caso es de las cosas en esta situación no han cambiado tanto.
La élite de la Cuidad estaba formada por mineros, comerciantes, hacendados, funcionarios, burócratas y sacerdotes; no podemos olvidar el hecho de que los españoles eran los que tenían los mejores cargos y las mejores fortunas, aunque también la élite estaba conformada por unoscuantos criollos.
Toda esta gente, ricos y pobres, blancos e indios circulaban por las calles de la ciudad entre conventos, iglesias, edificios, palacios y vecindades. Pero no solo las calles eran para la circulación de personas o mercancías, eran el centro de la vida social. En ellas, los habitantes trabajaban, compraban, comían, se paseaban, se divertían y se embriagaban. Era un lugar idealpara que hombres y mujeres solteras pudieran encontrarse, intercambiar miradas, sonrisas y saludos. Bueno, en mi opinión, en la actualidad ya no es tan seguro eso, en las calles de ahora hasta la gente te acosa con la mirada y te gritan de cosas sin si quiera conocerte, no hay seguridad.
La privacidad tal como la concebimos hoy día no existía. Ahora cada uno de nosotros exige la privacidad antesésta era vistas como un barrera que limitaba el poder del Estado y que, por lo tanto, ponía en peligro la paz social. ¿Impresionante no?
La mayor parte de la población, aunque viviese en vecindades, los inquilinos de estas, pasaban más tiempo en el patio que en sus residencias.
Replegarse en la residencia de cada quien era algo inconcebible.
En la noche, la “sexualidad” hacia su parición en lasesquinas o puertas cercanas a vinaterías o pulquerías bajo la formas de “mujerzuelas de mala vida”, las calles se hallaban solas y oscuras, justo el momento para realizar “torpezas”.
Durante el día las calles solían tener una gran animación. A la muchedumbre plebeya se le sumaban la élite a caballo y carros que transportaban alimentos o materiales. Cientos de vendedores anunciaban a gritos susproductos, vendían; juguetes, zarapes, sombreros, flores, rebozos, atole, tamales, buñuelos, chocolate, ropa u objetos viejos e incluso robados.
Eran raros los lugares públicos o de trabajo que estuvieran aislados de la vida social.
Ante una sociedad que vivía en la calle los líderes religiosos y políticos no podían ser eficaces permaneciendo encerrados dentro de 4 paredes, fue por eso que la Iglesiatambién mantuvo su actividad cerca de la población.
La importancia desmesurada que cobró la calle en la vida social se veía reforzada por las autoridades virreinales que argumentaban que el contacto con los hombres en la calle permitía vigilarlos y controlarlos con más eficacia. Así para vigilar a la gente, se decretaban diversas ordenes, la más interesante, es la norma que exigía mantener...
tracking img