Despierta y lee

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 339 (84569 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
FERNANDO SAVATER (San Sebastián, Guipúzcoa, 1947) es catedráti-co de Filosofía de la Universidad Complutense de Madrid, tras haberlo sido de Etica en la Universidad del País Vasco. Ensayista, periodista, novelista y dramaturgo, ha publicado más de cuarenta y cinco libros, algunos de los cuales han sido traducidos a una docena de lenguas. Los más conocidos son La infancia recuperada, Etica paraAmador, Diccionario filosófico y El valor de educar. Entre otros galardones ha recibido el Premio Nacional de Ensayo, el Premio Anagrama, el Premio Cuco Cerecedo, otorgado por la Asociación de Periodistas Europeos, y quedó finalista del Premio Planeta con su novela El jardín de las dudas, centrada en la figura de Voltaire.


© 1998, Fernando Savater © De esta edición:
1998, Grupo Santillana deEdiciones, S. A.
Torrelaguna, 60, 28043 Madrid
Teléfono (91) 744 90 60
Telefax(91)744 92 24
Aguilar, Altea, Taurus, Alfaguara S. A. Beazley 3860. 1437 Buenos Aires
Aguilar, Altea, Taurus, Alfaguara S. A. de C. V.
Av. Universidad 767, Col. del Valle,
México, D.F. C.P. 03100
Distribuidora y Editora Aguilar, Altea,
Taurus, Alfaguara S. A.
Calle 80 N° 10-23
Santafé de Bogotá,Colombia
ISBN: 968-19-0586-5 Depósito legal: M. 18.551-1998 Impreso en México - Printed in México
Diseño de interiores: Proyecto de Enric Satué
© Diseño de cubierta: gráfica futura © Logotipo de colección: José Luis Fajardo © Fotografía de cubierta: Félix Fuentes
Primera edición en México: junio de 1998
Todos los derechos reservados.
Esta publicación no puede ser
reproducida, ni en todo ni enparte,
ni registrada en o transmitida por,
un sistema de recuperación
de información, en ninguna forma
ni por ningún medio, sea mecánico,
fotoquímico, electrónico, magnético,
electroópnco, por fotocopia,
o cualquier otro, sin el permiso previo
por escrito de la editorial.

índice

Prefacio|15|
Pórtico: La tierra natal|23|
primera parte: Tienes razón||
Ética de la alegría|29|Perplejidades éticas del siglo XX|40|
Hacia una ciudadanía caopolita|47|
Actualidad del humanismo|70|
Imaginación o barbarie|75|
Groethuysen: el antropólogo como historiador 80|
Los caracteres del espectáculo|88|
Cándido: el individuo sale de la historia|94|
Expediente Wells|103|
La derrota de Julien Benda|110|
Ferlosio en comprimidos|116|
Regreso aErich Fromm|125|
Un puritano libertino|130|
La verdadera historia de Gonzalo Guerrero|135|

Ángeles decapitados|158|
intermedio: Cariños cinematográficos||
El rapto de la bestia|175|
La dignidad de lo frágil|180|
Tiburón: veinte años después|184|
Groucho y sus hermanos|189|
Buenas noches, doctor Phibes|193|
El ocaso de los héroes|196|
Jasón y los Argonautas|199|
Nostalgia de lafiera|201|
SEGUNDA PARTE: Que corra la voz|
Boswell, el curioso impertinente|209|
El emboscado de Vinogrado|214|
Los ensueños de Hitler Rousseau|217|
Con Borges, sin Borges|222|
Vuelta a mi primer Cioran|225|
Un exquisito de la amargura|232|
Otra despedida|235|
Elogio del cuento de fantasmas|237|
Una joya tenebrosa|240|
El caos y los dinosaurios|242|
Brevísima teoría de Michael Crichton|245|Otra brevería crichtoniana|248|

Pensar lo irremediable|250|
Razones y pasiones de una dama|254|
Para rescatar la intimidad|258|
Cristianismo sin agonía|261|
Contra la cultura como identidad|265|
¿Mundo homogéneo?|269|
El mago de las semblanzas|272|
Dioses y leyes de la hospitalidad|276|
Filosofía sin aspavientos|279|
La terapia cartesiana|283|
Insulto chespiriano|286|
Guillermo elTemerario|289|
Instituciones devoradoras|293|
Izquierda y derecha|296|
Hermano animal|299|
África soñada|302|
El extraño caso del señor Edgar Poe|305|
Fracaso y triunfo del terror|310|
Un contemporáneo esencial|313|
El yanki más irreverente|316|
Polémicas|320|
El animal más extraño|323|
El misántropo entre nosotros|326|
¡Viva Dario Fo!|329|
Un príncipe de la filosofía|331|

Los...
tracking img