Determinacion del punto de fusion en compuestos organicos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2432 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Prisionero de guerra

Autor: Augusto Guzmán
Librería editorial juventud
La Paz Bolivia

Augusto Guzmán, nació en Totora departamento de Cochabamba, Bolivia, en el año 1903; fue un destacado abogado, novelista, historiador y profesor de prestigiosas universidades de Bolivia. Premio Nacional de literatura en 1961 y ganador de la medalla al mérito en 1969; miembro de la Academia Nacional deHistoria y de la Academia Nacional de la Lengua. Fue un gran narrador y un crítico literario, marcado quizá por la época en que le tocó vivir su juventud, que es la época en que los hombres desarrollan su mayor potencial, y también en el que aspiran a conseguir sus mayores logros. Digo esto porque este hombre participó activamente en la guerra del Chaco y cuya experiencia es la que nos relata eneste precioso libro que vamos a comentar.
Prisionero de guerra, creo que es una de sus mejores obras; y este libro fue publicado por primera vez en Santiago de Chile en 1937, y en La Paz, recién en 1967. Es una novela realista e histórica, que ha de ser apreciada de todas maneras como un documento vigoroso que nos trasladará a la realidad de esa guerra brutal y sin sentido como él la califica.Durante la narración él usa el ‘alias’ de Doctor Villafuerte, para relatar sus experiencias en la guerra con el Paraguay; y este Doctor Villafuerte empieza su relato desde el momento mismo en que se coloca el uniforme después de haber sido reclutado, y enrolado en las listas de nuevos contingentes que serán enviados al frente; para nada le queda el uniforme y aunque no le gusta la guerra, ha sidocontagiado por esa locura que envuelve a la nación, y que es una mezcla de civismo, patriotismo, hombría y juventud. Allá va el Doctor Villafuerte, apretujado en uno de los vagones del ferrocarril hacia el sur de Bolivia, ya se le ha deshecho ese nudo en la garganta, que tenía en el momento de su despedida, de a poco va comprendiendo, que de nada le sirve, hacer planes a largo plazo; él, va aparticipar en una guerra, y de allá nadie sabe si volverá o no. Ya ha terminado su viaje en ferrocarril, ahora avanza a pié por los valles del sur, San Lorenzo, Tarija, Entre Ríos, y avanzando cada vez más hacia el chaco hasta llegar a Villa Montes, que es la capital del Chaco boliviano. Son 280 hombres, que componen ese destacamento, y Villafuerte ha sido nombrado secretario del comandante, quizá por seruno de los pocos letrados en aquella cuadrilla de ignorantes, pues él es abogado. Desde Villa Montes, seguirán su viaje hacia Cañada Strongest, que es un puesto de avanzada frente a la línea de batalla. El destacamento está compuesto mayormente por campesinos, muchos de ellos ni siquiera pueden entablar una conversación en español pues su idioma nativo es el quechua o el aimara, así que noentienden nada de lo que se dice y tampoco se dejan entender y menos están en condiciones de usar con cierta destreza el fusil, pues algunos es la primera vez que se topan con tan extraño artefacto. El camino hacia la cañada Strongest, es un sendero interminable por el cual transitan muy a menudo los camiones que transportan tropas y otros menesteres de guerra; como allá en el Chaco, la tierra es muydiferente a la que están acostumbrados aquellos hombres templados desde su cuna en los fríos del altiplano, y que ahora viajan mustios soportando por primera vez aquel calor que para ellos ya se ha vuelto infernal. Allá van, sobre esos camiones, apretujados, sin decirse siquiera una palabra entre ellos, viajan como resignados a un destino fatal y definitivo. La columna de camiones llena la atmósferade polvo, que apenas les permite respirar.
Pero las acciones de la guerra los llevan de un lugar a otro, improvisando oficinas, reuniendo papeles, haciendo partes y llamadas telefónicas, Villafuerte pasa sus días de campaña, aunque no ha ido a la línea, pero ha sufrido igual los rigores de la guerra; el hambre, la incomodidad, el cansancio, noches sin dormir, etc. Un día, estando el comando...
tracking img