Dhfgueghf

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2941 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
En el ensayo “Filosofía colombiana del pasado y del futuro”, publicado en el volumen Espíritu y camino de Hispanoamérica de 1953, Viktor Frankl- además de llamar a completar nuestra Edad Media- recomendaba la creación de un “Centro de Investigación de la Historia de las ideas en Colombia”[1]. Esta propuesta, que en el autor citado tenía el fin de escrutar nuestra tradición española paraencausarnos en ella y a partir de ahí producir la “filosofía colombiana del futuro”, ha tenido efectivamente eco entre nosotros: no para realizar los anhelos de Frankl, sino para revisar el proceso filosófico en Colombia.

Desde esa fecha es mucho lo que se ha hecho en Colombia. Si tenemos en cuenta el retroceso que en los años 50 se dio en el proceso de la llamada normalización filosófica, es ciertotambién que a pesar de la Violencia, en el pais la vida intelectual no se detuvo. En los años 50 la revista Mito logró, por fuera de la universidad, mantener una difusión de lo más selecto del pensamiento, la literatura y la cultura universal. Lo mismo puede decirse de la revista Eco fundada en 1960. En estos dos medios, se publicaron artículos sobre Husserl, Heidegger, Nietzsche, Sartre, etc.,publicaciones con las que se luchaba contra lo que Marta Traba llamaba el más “aguerrido bastión del inmovilismo”[2], esto es, la lucha contra el conservadurismo y las pretensiones togadas de mantener el pais sumido en la ignorancia.

Sin duda estas publicaciones, más el esfuerzo de los maestros recién llegados de Alemania, entre ellos, Danilo Cruz Vélez, Rafael Carrillo, Daniel Herrera Restrepo,etc., permitió que la normalización, entendida como el ingreso de la filosofía moderna en Colombia con cierto ambiente social e institucional, se realizara casi plenamente en los años 70, cuando por el país desfilaban corrientes del pensamiento europeo como el estructuralismo, la teoría crítica de la sociedad, la filosofía analítica inglesa, etc. Asimismo, había una normalización en el estudiodel marxismo, más no producido por los maestros ya nombrados, sino por el esfuerzo de autores como Estanislao Zuleta que ya en su artículo “Marxismo y Psicoanálisis” publicado en 1964 en la Revista Estrategia intentaba superar el marxismo papal del Partido Comunista. En efecto, Zuleta intentaba abrir el marxismo a otras posibilidades interpretativas, como la de Freud, con lo cual avanzaba en elcamino que la Escuela de Frankfurt había abierto, especialmente, con Eros y civilización de Herbert Marcuse. Esa labor, y en un sentido más amplio, la continuó el maestro Rubén Jaramillo Vélez a partir de 1972 cuando regresa de Alemania.

Como es bien sabido, es el ensayo “Temas y corrientes de la filosofía colombiana en el siglo XX” del maestro Rubén Sierra Mejía, el que presenta por primera vezun análisis completo del proceso filosófico entre nosotros en el pasado siglo[3]. A su vez, fue la labor del mismo Sierra Mejía el que permitió que en el año 1985 apareciera el libro La filosofía en Colombia (Siglo XX), libro en el cual se presentó una antología que reunía ensayos de los filósofos más representativos de la época. Para entonces ya era claro en la comunidad filosófica colombianaquiénes habían permitido que la filosofía en Colombia alcanzara el puesto que había obtenido.

Es precisamente en 1985 cuando nace la Biblioteca Colombiana de Filosofía (BCF) de la Universidad Santo Tomás, fundada por Joaquín Zabalza Iriarte y dirigida por Daniel Herrera Restrepo hasta el año 2008, cuando él sugirió mi nombre para que asumiera la dirección de la Colección. Ahora, en esosmomentos se dijo que el objetivo de la Biblioteca era publicar lo más representativo de los filosofos colombianos de la época, pero además se agregó que: “esta colección va dirigida también a otro propósito: el de incrementar en las facultades y departamentos de filosofía del pais, el conocimiento y reconocimiento de una tradición interna en nuestro filosofar”[4]. Junto al conocimiento de la tradición...
tracking img