Dia de muertos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (882 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
INTRODUCCION:
En México no tenemos Halloween. No nos vestimos de brujitas y salimos a pedir dulces tocando las puertas de las casas.
No adornamos nuestros hogares con grandes calabazas. Nuestrasmadres no se sientan frente a una máquina de coser y crean un bellísimo disfraz de bruja.

En México no nos metemos a la cocina a crear exquisitos tartas de calabaza, y caramelos en forma demonstruos. No nos dejamos transportar por la atmósfera cargada de risas infantiles y por caritas sonrientes que tocan nuestras puertas en busca de chocolates y dulces hasta que les hagan doler la barriga y noiluminamos nuestra puerta de entrada de casa con lámparas de calabazas y fantasmas.

No. En México no tenemos eso.

DESARROLLO:
En México tenemos el Día de los Muertos y nos vestimos deCatrinas. Nos ponemos un vestido largo y antiguo, nos pintamos en la cara con pinturas de colores, con una sonrisa desdentada y nos calamos un sombrero grande y estrafalario. Y entonces salimos a la calle.Eso es lo que se hacía desde hace mucho tiempo esos son nuestros personajes antiguos no un disfraz de conejita, ni uno de princesa…!no!

En México paseamos, desfilando, con nuestros disfraces de LaRevolución, en una mezcla de Adelita, Panchos Villas, Catrinas, Lloronas y antiguos dioses náhuatl a todo lo largo de las calles principales de nuestra comunidad. Encontramos por la calle bigoteslargos y enaguas que se arrastran por el suelo y nos admiramos con niños vestidos de charros. Pero sobre todo, nos enfrentamos respetuosa y divertidamente con la muerte, en un culto que no se ve en ningúnotro país. Eso hacemos y nos llena de orgullo ser parte de estas hermosas tradiciones, por eso debemos fomentarle siempre a las generaciones futuras lo bello que es ser parte de esto.

En Méxicoadornamos nuestras casas con papel de colores, levantamos altares a nuestros muertos y los recordamos con afecto y cariño, porque también los muertos son parte de nuestra vida. No nos olvidamos de...
tracking img