Dialogo filosofico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (787 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Personajes:

- Sócrates: filósofo de la época Arcaica, maestro de Platón
- Platón: filósofo de la época Clásica, maestro de Aristóteles
- Aristóteles: filósofo de la época Helenística
- Juan:homo sapiens sapiens de la época contemporánea (hombre)

La acción se desarrolla en casa de Juan, todos los protagonistas se han reunido para celebrar el cumpleaños de éste.

Juan: - ¡Bienvenidosamigos!
Aristóteles: - ¡Muchas felicidades Juan!
Platón: Un año más sobre la faz de la Tierra has cumplido, un año menos para que tu alma se libere de la cárcel que es tu cuerpo...
Aristóteles: Porsupuesto maestro.
Platón: Y según me han comentado tus profesores tu alma va recordando las ideas que se le habían olvidado... ¡Espera! ¿Felicidades dices, mi querido Aristóteles?
Aristóteles: Yasí he dicho y seguiré diciendo maestros, porque el fin último de los seres humanos es alcanzar la felicidad. Año tras año Juan me pide un regalo y se lo doy porque le hace feliz a él y a mí y mi deseo ymi objetivo es conseguir mi felicidad. Si yo soy feliz regalándole un regalo cada año a mi queridísimo amigo Juan lo haré y lo seguiré haciendo porque de esta forma estoy llevando a la práctica midoctrina
Sócrates: ¿Y que es la felicidad Aristóteles? Por mi parte, no sé lo que es la felicidad, de hecho, saber sé poco y de lo que sé solo puedo decirte que “sólo sé que no sé nada”. Si tanto sabestú acerca de la felicidad, ¿por qué no nos das una clase magistral acerca de ello?
Platón: ¡Así se habla maestro!
Sócrates: Yo no quiero conocer todas aquellas cosas que pueden hacer de un hombreuno feliz, sino lo que es en sí la felicidad
Platón: Así es, la felicidad es una de las ideas que pertenecen al mundo inteligible...
Sócrates: Y si suponemos que para mi la felicidad es el serposeedor de grandes riquezas, ¿sería esa mi felicidad individual?
Imaginemos que una manzana es para mí una fruta y para ti es un instrumento de música muy valioso
Platón: ¿Qué estás diciendo...
tracking img