Dialogos de platon "libro v"

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1968 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
L O S D I A L O G O S D E P L A T O N
“L A R E P U B L I C A”

LIBRO V
A este modo de gobierno, sea en un Estado sea en un individuo, el nombre de gobierno legítimo y bueno. Si esta forma de gobierno es buena, todas las demás son malas, tanto para los Estados como para los particulares. Estas otras formas pueden reducirse en cuatro.
Para los hombres sabios, Sócrates dijo a Glaucón, no esdemasiado toda una vida para hablar de cosas tan importantes. Así que, créeme, déjanos que cuidemos de lo que a nosotros concierne y piensa en comunicarnos tu pensamiento sobre la forma en que debe de llevarse a cabo esa comunidad de las mujeres y de los hijos entre nuestros guerreros, y sobre la manera de que haya de criarse a los niños desde el día de su nacimiento hasta aquel en que seancapaces de recibir educación seria y publica, durante la época en que exigen más arduos trabajos.
No es cosa fácil lo que me pides, mi querido Glaucón, jamás creerá nadie que tal cosa sea posible; y una cuando se viera su posibilidad, nadie podrá persuadirse de que eso sea lo mejor que pueda hacerse. Esto es lo que me impide decir libremente mi pensamiento. Temo que lo tomen por un vano deseo. Lo quevoy a decir puede matar algunos involuntariamente, que engañarle acerca de lo hermoso, de lo bueno, de lo justo y de las leyes.
En el primer caso, la ley nos declara inocentes cuando una parte ha renunciado a la acción; y es más que probable que eso ocurra en el caso presente. Para dar a hombres nacidos y educados de la manera que hemos dicho acertadas reglas sobre la posesión y uso de lasmujeres y de los hijos. Representamos a los hombres como guardianes de un rebaño, continuemos con esa idea, dando a los niños nacimiento y educación que a ella respondan.
Queremos que todo sea común; que se tenga en cuenta la debilidad de las hembras a la fuerza de los machos. Si reclamamos para las mujeres idénticos servicios que para el hombre, fuerza será que les demos una misma educación,formarlas en el oficio de la guerra, y tratarlas en todo como a hombres.
¿No debemos decir, antes que nada, entre nosotros si lo que proponemos es posible o no, y dar a todos, sean hombres serios o burlones, libertad para que examinen si las mujeres son capaces de los mismos ejercicios que los hombre, o si no son aptas para ninguno , o si son capaces de unos e incapaces de otros. ¿No habéis convenido, alechar los fundamentos de vuestra república, en que cada cual debía limitarse al empleo más adecuado a su naturaleza? Hace mucho tiempo, que tenía previstas esas objeciones y corremos el riesgo de ser arrastrados a la disputa contra nuestra voluntad. Porque, como verdaderos porfiadores, nos atenemos a la letra de la proposición de que las funciones deben ser diferentes según la diversidad denaturaleza.
Si nos encontramos con que la naturaleza del hombre difiere a la de la mujer en relación con ciertas artes y empleos concluiremos que esos empleos no deben ser comunes entre ambos sexos. Diremos: la diferencia que existe entre a que tiene aptitud para una cosa y el que no la posee, ¿Consiste en que el primero aprende fácilmente y el segundo con trabajo.
En ningún Estado hay profesión queafecte exclusivamente al hombre o a la mujer, todos los empleos pertenecen en común a los dos; sólo que en todos esos empleos es inferior al hombre la mujer.
La ley que establecemos, no es ni una quimera ni un vano deseo. Más bien es el opuesto uso. Acabamos de ver que es posible nuestro sistema, además es provechoso.
Las mujeres de nuestros guerreros compartirán con sus maridos los trabajos dela guerra y todos los ciudadanos que atañen a la custodia del Estado. En cuanto al que chancea al ver mujeres desnudas que ejercitan sus cuerpos no sabe lo que hace ni por qué se ríe; por qué hay y siempre habrá razón para decir que lo útil es honesto y que solo es vergonzoso lo que es perjudicial. También serán en su totalidad, comunes en todo; ninguna de ellas habitara en particular con...
tracking img