Diamantes de sangre

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1075 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
‘Diamante de Sangre’
]Leonardo Di Caprio personifica a Danny Archer, un ex-soldado y mercenario y ahora traficante de Diamantes. La guerra en Sierra Leona es el telón de fondo que ambienta la acción de esta película y que propone un contraste interesantísimo entre el personaje principal Danny Archer y su contrafigura Solomon Vandy; ambos africanos pero el primero blanco y el segundo negro. Losdos han perdido a su familia, Archer de pequeño, a los nueve años y Solomo recientemente en manos de la Fuerza Revolucionaria (FRU). Solomon es tomado como esclavo y llevado a trabajar en las minas de diamantes donde encuentra un diamante rosa, de tamaño gigante y a riesgo de perder la vida lo esconde para algún día regresar a buscarlo y salvar a su familia. Archer y Solomon se encuentran en laprisión. Archer fue llevado preso por contrabando de diamantes y se entera, casi por casualidad, de la existencia del Diamante Rosa. Una periodista americana, Maddy Bowen, interpretada por Jennifer Connelly, idealista y enamorada de Archer, ayuda a los dos hombres a buscar a la familia de Solomon y salen en búsqueda del diamante, que podría ser la salvación para estos dos hombres tan diferentesfísicamente pero cuyas vidas son muy parecidas y llenas de dolor y sufrimiento. El final es el esperado, típicamente norteamericano, donde el villano-héroe, en este caso Danny Archer, cambia de actitud al final del film y deja de ser villano para transformarse en una buena persona que termina salvando a Solomon y a Dia, hijo de Solomon raptado por los revolucionarios y entrenado como soldado. Una buenaactuación de Di Caprio y una película que entretiene y muestra superficialmente el comercio ilegal del diamante, la situación económico-política africana pero no pasa de ser 143 minutos entretenidos y nada más.

se centra en la historia de Danny Archer (DiCaprio), un ex-mercenario de Zimbabwe, y de Solomon Vandy (Hounsou), un pescador de la etnia mende. Ambos son africanos, pero sus historias ysus circunstancias son completamente distintas hasta que sus destinos coinciden en una búsqueda común para recuperar un raro diamante rosa, el tipo de piedra que puede transformar una vida… o acabar con ella. Una periodista (Connelly) se verá envuelta en la aventura mientras persigue revelar al mundo cómo funciona la red ilegal de tráfico de diamantes.
Decía (con otras palabras) mi compañero RedStovall en su crítica, y estoy totalmente de acuerdo, que la firma de Edward Zwick era garantía de una película bien realizada, emotiva, pero que, hasta ahora, también era sinónimo de falta de garra y de un estilo definido lo que trascendiera correcto de las imágenes. Efectivamente, aunque ‘El Último Samurai’ me parece una estupenda película (quizá por mi gusto por lo asiático), lo cierto es queme sumaba a los que desconfiaban bastante de la calidad de ‘Diamante de Sangre’, aunque su trailer fuera de esos que llenan las salas, y no esperaba más que una aceptable muestra de lo que Hollywood sabe hacer mejor que nadie: un producto comercial impecable destinado a reventar la taquilla contando una historia épica. De hecho, pensaba que nominar a DiCaprio por este film y no por la sensacional‘Infiltrados’, donde está extraordinario, era una sutil forma de despejarle el camino a Forest Whitaker en su camino al Oscar (algo que, en cualquier caso, parece estar cantado).
Sin embargo, como le ha pasado a mucha gente, me llevé una gratísima sorpresa con ‘Diamante de Sangre’, encontrando una película fuera de lo corriente en este presente, ya que, como he dicho, aunque sobre todo pertenece algénero del drama de aventuras, tiene un importante contenido crítico que no dejará indiferente a nadie. Zwick merecía estar nominado al Oscar (por ejemplo, en el lugar del sobrevaloradísimo Paul Greengrass), al igual que su film, pero son tantos los olvidos de este año por parte de la Academa (¡‘Hijos de los Hombres’! ¡‘Bobby’!), que ya no resulta extraño encontrarse con otro más. Es un poco...
tracking img