Diario de monseur grimal (basado en la obra el perfume)

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1126 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Junio 15, 1747

Otro aburrido y duro día de curtir pieles en Paris. ¿Por qué diablos escogí este trabajo? Sea la razón que haya sido, es una forma de vida; mejor que estar en la calle robando o matando, como muchos otros. Además, mis pieles se venden bastante bien por la ciudad, mucho mejor que esas telas baratas que venden en los mercados.

Ya hace varias semanas he avisado que necesitouna mano de obra, pero como casi nadie quiere acercarse a las pieles y las sustancias usadas para curtirlas, no he recibido ni una persona interesada. Eso, y además prefiero que sea un pobre diablo, del que nadie se preocupe si muere por cualquier causa mientras trabaja, o si algo más le ocurriera. Parece que seguiré trabajando solo por un largo tiempo. Pero bueno, al diablo con eso. El trabajarsolo se siente más gratificante que con alguien más.

Julio 7, 1747

Hoy hubiera sido un día como cualquier otro, me traen animales muertos, los despellejo, curtía las pieles, y las entregaba, de no haber sido por aquella mujer Gaillard. Es muy raro que la vea, usualmente solo viene por alguna piel barata para hacer ropa, además que ella me aterra un poco por su apariencia y frialdad, pero hoyvino por algo diferente.

Cuando entró lo primero que noté fue que ella traía a un niño de la mano. Por su apariencia deduje que tenía unos 8 o 9 años, pero también era bastante feo. Me dijo que me lo quería vender, ya que el plazo de su hospedaje había terminado, y ya nadie le pagaba para cuidarlo. Me pidió que firmara una declaración de que yo me hacía cargo de él, le di 15 francos y seretiró.

El pobre diablo tenía, por como lo veía, una actitud algo tímida, supe por la forma en la que me veía que me tenía miedo. Se entiende eso, una persona como yo usualmente asusta a los niños involuntariamente, pero bueno, yo no elijo mi apariencia.

Al fin, después de un largo tiempo, tengo alguien que me ayude con mi maldito trabajo, sobre todo ahora que se acerca la temporada en la que máspieles me piden. El niño parece que será capaz de seguir mis órdenes, aunque de una cosa estoy seguro. Si él mete la pata en algo, me desobedece o algo parecido, me lo agarro a palos. Al fin y al cabo, no hay nadie que se vaya a preocupar por el o a extrañarlo si ocurre alguna desgracia.

Enero 10, 1748

El niño ha trabajado más de lo que esperaba. Labora todo el maldito día, lavando laspieles o trayendo muchísimos cubos de agua del río. Honestamente, me enferma un poco verlo hacer tanto; ni yo sacrifico cada momento de mi día a este oficio.
Agosto 2, 1748

Hace más de un año desde que el niño llegó a mi taller. He sentido una existencia mas como de una bestia de él, y por pura mala suerte, el pobre diablo contrajo ántrax maligno. Muy pocas personas se salvan de esa enfermedad, asíque decidí empezar a buscar a un sustituto. Esto en verdad me entristece, ya que el joven Grenouille es un trabajador muy dedicado, quizás más dedicado que yo.

Agosto 21, 1748

Han pasado casi 2 semanas desde que Grenouille contrajo el ántrax. Busqué por todos lados a alguien que pudiera reemplazarlo, pero no encontré a nadie que fuera como él; un pobre diablo sin familia del que nadie sepreocuparía si ocurre algo. Supongo que no le queda más opción al pobre niño que esperar la muerte. Es muy triste, ya que él ha sido el mejor, y único, asistente que he tenido. Es más, hasta creo que me estoy empezando a encariñar con él.

Mayo 5, 1753

Han sido casi 6 años desde que tengo a Grenouille ayudándome en mi taller de pieles. El joven en verdad me ha dejado pasmado. Trabaja con unatremenda dedicación, casi nunca ha cometido un error y hasta logró aliviarse del ántrax, algo que jamás he oído que pase. La única desventaja es que el pobre quedó todavía más feo que antes, y eso es decir bastante, ya que cuando madame Gaillard me lo vendió, era muy feo.

Es obvio que hice la decisión correcta al comprarlo, aunque al mismo tiempo, siento que él me está robando algo de mi...
tracking img