Diccionario senequista de las frustraciones

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2369 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Diccionario senequista de las frustraciones
Aunque el territorio de la frustración puede ser vasto, desde un tropezón hasta una muerte prematura, en el corazón de toda frustración anida una estructura básica: la colisión de un deseo con una realidad inquebrantable
Las colisiones comienzan en la primera infancia, con el descubrimiento de que las fuentes de nuestra satisfacción están fuera denuestro control y de que el mundo no se amolda fielmente a nuestros deseos, para Séneca, si alguna posibilidad tenemos de alcanzar la sabiduría es aprendiendo a no agravar la terquedad del mundo mediante nuestras propias reacciones con arrebatos de furia, auto compasión, ansiedad, amargura, fariseísmo (hipocresía) o paranoia
Ira
La colisión infantil fundamental. No somos capaces de encontrarel mando a distancia o llaves, la carretera está cortada, el restaurante lleno, así que damos portazos, arrancamos plantas y berreamos (lloramos).
En momentos más de tranquilidad, puede que los furiosos pidan disculpas y expliquen que eran presa de un poder superior a ellos es decir, más fuerte que su razón por esta vía, el furioso apela a una concepción predomínate de la mente, según la cual lafacultad racional, sede del yo verdadero, se representa como ocasionalmente asaltada por sentimientos pasionales con los que la razón no se identifica ni puede, por ende, considerarse responsable.
Según la cual la ira no sería el resultado de una erupción incontrolable de las pasiones, sino de un error de razonamiento básico y subsanable (reparar un daño).
A juicio de Séneca, lo que nos ponefuriosos son nuestras concepciones peligrosamente optimistas sobre el mundo y sobre los demás.
Lo que consideramos normal determina de manera decisiva hasta qué punto reaccionaremos mal ante la frustración.
No montamos en cólera cada vez que nos niegan el objeto deseado sino sólo cuando nos consideramos merecedores de él. Nuestros mayores accesos de furia brotan de los eventos que violan nuestrainterpretación de las reglas fundamentales de la existencia.
No obstante, se apreciaban entre los privilegiados cotas (Arma defensiva del cuerpo, usada antiguamente) Vestidura de los reyes de armas sobre la cual están bordados los escudos reales.de furia insólitamente altas. "La felicidad alimenta la cólera".
Dejaremos de estar tan furiosos cuando dejemos de esperar tanto.
Conmoción
Si noreparamos en el riesgo de súbitos desastres y pagamos un precio por nuestra inocencia es porque la realidad comprende dos características cruelmente desconcertantes: por una parte, continuidad y seguridad durante generaciones; por otra parte, cataclismos no anunciados.
Nada hay que no deba ser previsto; nuestro ánimo debe anticiparse a todo acontecimiento y pensar no ya en todo lo que suele suceder,sino en todo lo que puede suceder.
"No creí que llegara a suceder". ¿Crees tú que no va a sucederte algo que sabes que puede pasar, que ves que les ha ocurrido a muchos?
No nos figuramos ninguna desgracia antes de que nos suceda pasan ante nuestra casa tantos entierros: no pensamos en la muerte; tantos funerales de niños: nosotros tenemos en mente la toga de nuestros hijos, su servicio militar,su sucesión a la herencia paterna.
Puede que los hijos vivan, pero qué ingenuo resulta creer que tienen garantizada la supervivencia hasta la madurez, o aun hasta la hora de la cena:
Peligrosa es la inocencia que anida en la expectativa de futuro forjada sobre la base de la probabilidad. Cualquier accidente sufrido por un ser humano, por insólito que sea y por distante que se halle en el tiempo,es una posibilidad para la que hemos de estar preparados.
UNA PRAEMEDITATION SENEQUISTA
De modo que el sabio (...) avanza cada día con esta intención (...) La fortuna nada otorga en propiedad. Nada hay estable ni en privado, ni en público; tanto el...
tracking img