Dictatus papae, gregorio vii

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3311 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
DICTATUS PAPAE
I. INTRODUCCIÓN Se conoce como “Dictatus Papae” a un conjunto de 27 proposiciones establecidas por el Papa Gregorio VII en 1075 e insertas en su Registro bajo el título Quid valeant Pontifici Romani, por las cuales se definirán los derechos y prerrogativas del pontífice romano, en unos términos que hasta entonces no se había conocido. La tesis que parece más consistente, en cuantoa la naturaleza de este texto, defiende que se trata del guión de una alocución pontificia, destinada al Concilio romano de 1075, que con posterioridad el papa no habría pronunciado, ya que se había contentado con la prohibición, que en este concilio se hizo, de la investidura laica. II .CONTEXTO HISTÓRICO El alcance de la estas disposiciones, no puede ser percibido sin conocer el contextohistórico, que propició su aparición. Para el hombre del medioevo, Europa Occidental, más que un espacio geográfico, era una sociedad basada en una identidad común del cristianismo, que los hacía diferenciarse del mundo de los infieles o paganos. Por esta razón, en esta sociedad, donde los poderes laicos y eclesiásticos aparecían mezclados en un verdadero cesaropapismo, cuyas relaciones se veíancomplicadas por las relaciones de vasallaje y la feudalización de la sociedad y cuya unión estaba justificada por una misma fe, se hacía necesaria la reforma de estas relaciones. Hay que tener en cuenta que el siglo X se caracteriza por los conflictos de poderes entre la Iglesia y el poder temporal, ya sea la monarquía o la nobleza, que verán en los papas unos aliados muy poderosos que dominaban a lapoblación, así la Iglesia se vio sometida a la tiranía de las familias nobles. 1

En el siglo XI, con la aparición de al escolástica, esta armonía entre los dos poderes no se dio y ambos se verán envueltos en luchas internas por la primacía en esa “Christianitas”. La polémica, referida a la limitación de las competencias de cada uno, viene desde antaño, pero será a partir del siglo X donde laintervención del poder laico en los asuntos eclesiásticos se había intensificado. Desde los siglos anteriores, la magnitud de la empresa evangelizadora, hizo que la jerarquía eclesiástica, autorizase la fundación, por personas poderosas, de iglesias privadas en sus dominios, que fueron considerándose como una propiedad y por ello se compraban, se vendían se heredaban, en contra de las disposicionespapales. Igualmente pasaba con los diezmos, que se entregaban como beneficios para conseguir vasallos, encargándose el propietario del nombramiento de los clérigos que desde ese momento se consideraban vasallos y sus cargos como feudos. La alta jerarquía eclesiástica, también fue introduciéndose en la organización feudal. Sus riquezas terrenales quedaban incluidas en este sistema económico y social,ya que eran consideradas como auténticas tenencias, y por lo tanto la investidura debía ser realizada por el príncipe. Por todas estas razones, vemos como los cargos terrenales y espirituales acabaron por ir unidos. Los poderes laicos tenían la potestad para investir a los cargos eclesiásticos. Desde el siglo X, el príncipe era el único que investía a los obispos. Atrás quedaba olvidada latradición canónica, según la cual la elección de los cargos eclesiásticos correspondía al clero y al pueblo. Desde Otón I, nadie disputó esta regalía a los príncipes alemanes. El obispo se convertía en vasallo, cuyo feudo volvía al rey tras su muerte. Esta circunstancia fortalecía a la corona frente al feudalismo laico, turbulento e indisciplinado. En contrapartida, condicionaba la libertad de los obisposy abades para poder designar a aquellos candidatos más idóneos, ya que en muchos casos, por no decir en la mayoría, los papas designados en este siglo no estuvieron a la altura de las expectativas depositadas en ellos. Desde la mitad del siglo XI, la imagen del emperador se hallaba en una época de gran esplendor, ya que se le consideraba el heredero de la tradición romana y por lo tanto tenía...
tracking img