Diezmo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1945 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA LEY DEL DIEZMO

Por el Elder Stephen L. Richards

M
i tema es el Diezmo. Apenas podría esperar contribuir con algo nuevo sobre él, pero he sentido que su importancia servirá como un desafío a su interés, y espero que pueda resultar algo bueno de su exposición. Me siento en deuda con un pequeño volumen que recientemente tuve en mis manos y del cual he obtenido información acerca de algunasde las cosas de las que voy hablar, me refiero a la obra “Dealing Squarely With God”.

LA RELACIÓN DEL DINERO Y LA PROPIEDAD CON EL CRISTIANISMO:

P
uede saberse usualmente que tan sincero es el interés de un hombre en alguna cosa, observando la manera en que gasta su dinero en ella. En realidad se ha dicho que la medida de la cristiandad de un hombre puede determinarse por la manera en queobtiene y gasta su dinero. Se ha dicho que Jesús tuvo más que decir acerca del dinero y la propiedad que acerca de cualquier otro tema, aunque parezca extraño. En dieciséis de sus treinta y ocho parábolas el dinero y la propiedad son el tema central.
EL DINERO Y YO:
D
espués de todo, ¿no es acaso el dinero mi propio yo? Es el medio por el cual los hombres cambian su habilidad, ingenio ytrabajo. Cuando un hombre está dando su dinero, está dándose así mismo y la manera en que de su dinero es la misma en que se da él. El dinero soy yo. Diremos que soy un hombre trabajador y que puedo empuñar un zapapico y emplearme durante una semana a veinticinco pesos diarios. Al terminar la semana tengo ciento cincuenta pesos en el bolsillo. ¿Que son ciento cincuenta pesos? Son una semana del preciosotrabajo de mis músculos convertido en billetes y que guardo en mi bolsa. Es decir, tengo una valiosa semana de mi mismo en la bolsa. Así, cuando un hombre da el dinero que ha ganado, literalmente se está dando él mismo. Dar es adoración. Se nos ha mandado no aparecer ante el Señor con las manos vacías. No es que el Señor necesite recibir, si no que el hombre necesita dar.

DAR ES UNA PRUEBA DEFE:
E
l primer principio religioso es el reconocimiento de la Fe en Dios. La verdadera prueba de ese reconocimiento es dar, y mediante esa prueba podemos juzgar con exactitud la actitud religiosa de un país, en un año reciente, las estadísticas de los Estados Unidos de América rebelaron el hecho de que se gastó más dinero en polvo facial y cosméticos; y mas en helados, refrescos y goma demascar; y mas en cigarrillos, respectivamente, que la suma total gastada para sostener a todas las iglesias. ¿No podría ser este un criterio por el cual juzgar con seguridad la actitud religiosa, el profundo sentimiento religioso de la gente del país? ¿No parece pertinentes las palabras de Malaquías?:
“¿robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿en qué te hemos robado? Envuestros diezmos y ofrendas” (Malaquias3:8)
SOBERANÍA DE DIOS:
N
o robamos a Dios al conservar lo que deberíamos entregar en el sentido de que lo privemos de la substancia de la tierra. El siempre tiene dicha substancia nunca la perderá. Pero le robamos la satisfacción y el gozo que debe sentir cuando sus hijos responden a su mandato y abren sus corazones al dar y al adorar. Alguien ha dicho:“Dios nunca da, si no que todo lo presta, y el que recibe de él debe pagar un interés constante por dicho préstamo.”

RESCATADO A UN PRECIO:
A
hora bien, el Señor ha mandado que debe recibir una parte de toda la substancia y de todas las bendiciones que él ha dado a sus hijos. Cristo nos rescató a un precio, así esta dicho en las escrituras. ¿Es creíble que podamos ganar nuestra salvación sin unprecio, sin dar y pagar por ella? Cuando hablamos de pagar en este sentido no queremos decir que el pago tenga carácter comercial, si no que es la devolución de lo que se ha confiado a nuestra mayordomía, y que administramos para aquel que nos ha bendecido.
SOCIEDAD CON DIOS:
Q
uiero pensar en el Señor como en un socio porque la esencia de una sociedad es la participación de utilidades. Sin...
tracking img