Diferentes conceptos de proyecto de nacion (solo copie y pegue para poder resumir lo mas imxtante)

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3043 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Disponible en: http://redalyc.uaemex.mx/src/inicio/ArtPdfRed.jsp?iCve=60015965005
Redalyc
Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal
Calvo, Thomas
Reseña de "Humanismo y políticas culturales en Nueva España: siglo XVI" de Leticia
Ivonne del Río Hernández
Historia Mexicana, vol. LIX, núm. 2, octubre-diciembre, 2009, pp.755-761
El Colegio de México
Distrito Federal, México
¿Cómo citar? Número completo Más información del artículo Página de la revista
Historia Mexicana
ISSN (Versión impresa): 0185-0172
histomex@colmex.mx
El Colegio de México
México
www.redalyc.org
Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto
HMex, LIX: 2, 2009 755
RESEÑAS
Leticia Ivonne del RíoHernández, Humanismo y políticas
culturales en Nueva España: siglo xvi, Zacatecas, Universidad
Autónoma de Zacatecas, 2008, 335 pp. s. ISBN
Cuando me pregunto ¿cuál pudo ser la realidad humana en ese
mundo martirizado que surgió de la conquista, por el siglo xvi?
siempre me viene a la mente un hecho: la prohibición, enmarcada
en las “Ordenanzas de buen gobierno” de algunas ciudades (comoMéxico o Veracruz), de echar los cuerpos de los indios muertos
a la laguna o al río. Pero ahora este libro me enfrenta con otra
evidencia: en 1533 el obispo de México, Zumárraga, obtuvo de la
corona que durante 3 años, el quinto de los diezmos sea destinado
a la formación de una biblioteca en la catedral: ¿cuándo nuestras
bibliotecas universitarias verán regresar esos tiempos dorados?
Un hechono anula el otro, pero nos recuerdan cuán compleja
es toda realidad, y que corresponde al historiador enfrentar esa
complejidad, a veces a contrapelo, siempre con riesgos. Es lo
que hace esta obra —y por eso su lectura me fue grata. También
porque es un trabajo inteligente, bien informado y sensible. Por
lo demás todos esos cumplidos no significan que comparta todos
756 RESEÑAS
los puntosde vista de la autora, como lo aclararé. En su tiempo fue
una tesis de doctorado sostenida en la Universidad Complutense
de Madrid.
Es un libro notable que toca directamente a uno de los principales
puntos de inflexión que los historiadores europeos de la cultura
profundizan desde décadas: aquel momento —allá por 1550—,
cuando la cultura de la élite y la popular se distancian, la primeravolviéndose represiva, buscando la eliminación, progresiva, de la
segunda. Ahora bien, esta vez desde el otro lado del océano, se
nos da la contraparte americana, con una cronología muy cercana:
es entre 1539 —junta de obispos y religiosos en México— y 1544
—doctrinas breves para los indios, y detalladas para los cristianos
viejos— que se termina la era de “utopía” o de acercamiento entre
lasdos culturas.
Todavía se nos ofrece una perspectiva más sugerente: ¿en
qué medida ese fracaso americano no tuvo su influencia sobre el
devenir del humanismo europeo, y las rupturas culturales en su
seno, por la mitad del siglo xvi? Este tema sólo esta mencionado
en el libro, no profundizado: es una tarea para otros. Lo cierto
es que los debates alrededor de ese Nuevo Mundo, joven, lleno
desavia crearon inquietudes intelectuales en Europa, no sólo en
España: basta recordar algunas páginas de Montaigne por 1580,
verdaderamente inspiradas. Uno de los meritos de la obra es
siempre de relacionar los hechos de cada lado del Atlántico, de
demostrar, de forma convincente, que el ideario de la Iglesia
“Nuestro mundo acaba de encontrar otro […] no menos grande, lleno
y robusto que elnuestro, sin embargo tan nuevo y tan niño que todavía
se le esta enseñando su a, b, c, no hay cincuenta años que no sabía ni de
letras, ni de pesas, ni de medida, ni de vestidos, ni de cereales, ni de viñedos.
Estaba aun desnudo, en el regazo, y solo vivía de los medios de su
madre nodriza”, Michel de Montaigne, Les Essais. Es un buen ejemplo
de lo que era entonces un europeocentrismo...
tracking img