Dimenciones de la practica docente

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1718 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 5 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNIVERSIDAD PEDAGOGICA NACIONAL

DIMENCIONES DE LA PRACTICA DOCENTE

CATEDRATICO: MARICELAPEREZ ORTEGA

ALUMNO:
MTRO. ITZIAR JESUS CANO BADILLO

ENERO, 2010

Índice

Introducción……………………………………………………………………………. 3

La prácticadocente…………………………………………………………………… 3

Lo social………………………………………………………………………………… 5

Comparando dos estilos de docencia………………………………………………. 6

Conclusiones……………………………………………………………………………. 9

"Hay una sola grieta decididamente profunda y es la que media entre la maravilla del hombre y los desmaravilladores."

"Grietas", de Mario Benedetti

IntroducciónRegularmente es preocupación de muchos docentes, el encontrar soluciones prontas a la problemática que enfrenta en su trabajo cotidiano. Sabemos que no existen recetas, quizá sólo algunas ideas que funcionan como líneas orientadoras para aventurarse en el difícil camino de tratar de construir soluciones o de ideas creativas que conduzcan a la innovación pedagógica.

Hablar de docencia conduceobligadamente a incursionar en cuestiones de pedagogía y de didáctica, de tal manera que el tratar los aspectos relativos a la práctica docente y los estilos de docencia; lleva necesariamente a considerar las dimensiones epistemológicas pedagógicas y didácticas de la educación.

La práctica docente

El análisis de la práctica docente tiene múltiples facetas y por lo tanto diversas maneras de serabordada. Se aporta aquí una visión particular al respecto. Con esto se trata de ofrecer alternativas de docencia a los académicos que cumplen o habrán de cumplir esa función.

Se busca analizar tanto la práctica, como el papel del docente en la misma, a fin de que éste, a partir de los procesos de análisis de su docencia, se conciba como un coordinador de grupo en el desempeño de su trabajo y nocomo un expositor portador del saber, de recomendaciones, lineamientos, normas y valores, que con toda la buena intención deja a sus alumnos para su aplicación y seguimiento, tendientes, desde luego, a su desarrollo y enriquecimiento académico, pero que en poco contribuyen a una transformación de las prácticas educativas.

Los problemas educativos son complejos y reclaman urgente atención,desgraciadamente no existen recetas. El reto sólo puede ser enfrentado con imaginación y deseos de cambiar.[1]

En ese sentido se cuenta con la gran oportunidad de cambiar, en primera instancia, las concepciones, para enseguida y como consecuencia, las prácticas de trabajo cotidianas.

El cambio tiene que ser gradual, responsable, con elementos serios y sistemáticos que fundamenten lo que se desea.Se tiene la posibilidad de dar un giro a lo que se hace regularmente en el ejercicio de la práctica docente actual, para convertirlo en algo distinto, con un enfoque tal que permita la función del profesor como: observador participante, asesor, coordinador de grupo y promotor.

Para alcanzar lo anterior es necesario estar preparado, contar con los elementos conceptuales y las herramientasteórico-metodológicas mínimas, que ayuden a iniciar los procesos mencionados. La aportación que aquí se hace puede contribuir al logro de tal propósito, se somete al análisis y consideración de quienes pueden operarlo directamente, para su discusión e implementación.

Para lograr esto es necesario que cada docente:

• Analizar las distintas concepciones y dimensiones de la práctica docente conel propósito de identificar los estilos de docencia más comunes,
• Discutir la pertinencia y factibilidad de diferentes estilos de ejercer la práctica docente para adecuar las características de éstos a su experiencia.
• Diseñar su propio esquema de docencia susceptible de ser operado en el campo en el que se desempeñe.

Para lograr lo anterior, se debe partir de...
tracking img