Dimension creadora

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 29 (7105 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
6.

Dimensión creadora
de la justicia cristiana

Lorenzo Álvarez *

EL PROBLEMA DE LA JUSTICIA DEBE SER ABORDADO A PARTIR DE UNA CORRECTA INTERPRETACIÓN DEL HOMBRE COMO SUJETO DE RELACIONES DENTRO DE LA SOCIEDAD. EL HOMBRE EFECTIVAMENTE PUEDE SER CONSIDERADO COMO MERA CATEGORÍA PROCEDURAL EN EL ESTABLECIMIENTO DE UN ENTRAMADO (O SISTEMA) DE RELACIONES SOCIALES O, POR EL CONTRARIO, PUEDESER VISTO INICIALMENTE COMO UNA REALIDAD “CONDICIONADA” POR SU ENTRONQUE EN EL “FUNDAMENTO”.
Partiendo, de la experiencia, cabe preguntarse: ¿hasta qué punto los sistemas de justicia meramente humanos pueden evitar trasformarse con el tiempo en generadores de nuevos sistemas de injusticia?[1], en otros términos, ¿hasta qué punto el secuestro de Dios o su eliminación del horizonte de la justiciano se trasformará en creación de nuevos dioses (ídolos)[2], que terminen eliminando de la foto la misma figura del hombre?
Constitutivamente “religado” al fundamento trascendente, el hombre no podrá eliminar absolutamente la búsqueda de un “justificante” de poder en cierto modo infinito. De hecho, hoy ocupan este puesto la riqueza y la potencia político-militar, dos poderes íntimamente unidosentre sí; quien dispone de ellos se cree en el derecho de establecer las fronteras de lo justo y de lo injusto, autoconsiderándose señor del panteón con todos sus dioses[3].
En nuestro artículo queremos abordar el tema de la justicia a la luz de los principios que emanan de la reflexión bíblica. Somos conscientes de la dificultad del problema, en cuanto ello supone necesariamente partir deltexto escrito, que nosotros consideramos palabra revelada.
No podemos olvidar, efectivamente, que al mismo texto (al menos por cuanto se refiere al Antiguo Testamento) han recurrido los israelitas de todos los tiempos (como los árabes han recurrido al Corán)[4] para justificar sus pretensiones éticas, sociales y políticas que en no pocas ocasiones han supuesto un desprecio olímpico de los derechosde la persona en cuanto tal, especialmente cuando esa persona no formaba parte del “pueblo elegido”. Existe en este sentido una linearidad perfecta entre los abusos usureros de los judíos del Medioevo[5] y las intemperancias bélicas de destrucción del Israel de nuestros días[6].
Nuestra actitud hermenéutica no puede ser, por supuesto, la negación simplista de la inspiración del AT., recursobien conocido desde tiempos de Marción[7]. Tampoco podemos limitarnos a la posición apologética de los autores de éticas del Antiguo Testamento que se limitan a hablar “imperfecciones morales[8] o de “hechos criticables” en la ética del AT.[9]. El texto debe ser aceptado con todos sus condicionamientos histórico-culturales, pero una correcta penetración hermenéutica nos obliga a sobrepasar lainmediatez del texto para penetrar en el filón profundo que, a través de toda la historia de Israel, llega hasta el NT. Con esta clave de lectura es fácil descubrir la figura de un Dios que se revela en la historia y al servicio de la historia, un Dios solidario con el hombre, a quien éste reconoce como un Dios “justo” por cuanto se “ajusta” en todas sus intervenciones a su proyecto-hombre. Dios apuestapor el hombre y cuenta con él, reclamando su solidaridad con la solidaridad divina. Este es el fundamento y el origen de la compleja gama de valencias de la justicia bíblica.
Cuando el proyecto-hombre llegará a su “plenitud” con la venida del Mesías, las categorías justicia de Dios y justicia del hombre adquirirán nuevo espesor, permaneciendo invariables sus valencias fundamentales: lajusticia se presenta así como manifestación integral de solidaridad con el hombre, y solidaridad quiere decir ante todo misericordia (chesed / éleos) y amor (a’abah / agápe). Esto es lo que hace saltar los esquemas normales de justicia propuestos desde los diversos ángulos de la ciencia (psicología, sociología, filosofía y, por supuesto, la economía) y lo que, en alas de la imaginación creadora, abre...
tracking img