Dios y el sufrimiento, de primera mano

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (597 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de octubre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cuando estaba en mi penúltimo año de la universidad, estuve paralizada desde el cuello hacia abajo en un accidente de salto. En un segundito, mi mundo cambió por siempre. Fui de ser una extremamenteactiva universitaria a ser alguien que nunca más haría las cosas que una vez me encantaban: correr, bailar, girar el bastón de mando, y tocar el piano y la guitarra. Había planificado ser misionera yservir a Dios con mi vida. ¿Cómo podría El dejar que esto me pasara a mí?

Muchas veces estaría tirada en mi cama llorando, llorando porque estaba atrapada en un cuerpo que ya no podría controlar,llorando porque estaba aislada de mis amigos, llorando porque los médicos deberían poder arreglar esto. Estaba enojada a veces cuando algunos médicos parecían hablar tan fríamente de mi situación, yavergonzada por las miradas de otros estudiantes mientras rodeaba por el pasillo.

Había leído en la Biblia que Dios dice que una vez que lo conozcamos, jamás nos dejará. A pesar de que estabadeprimida, sabía que había esperanza porque Dios me amaba y todavía tenía propósito para mi vida. Yo había leído en la Biblia que Dios dice que una vez que lo conocemos que El nunca nos dejara. Fue midecisión creer eso y dejarle pasar por esto conmigo, o estar amarga y enojada con El. Decidí seguirle, a pesar de que mis sentimientos no necesariamente estaban de acuerdo en ese momento.

Muchas vecescuando nos pasen malas cosas, estamos tentados a dudar el amor de Dios para nosotros: "Dios, si me amas, no me dejarías sufrir así." Aprendí que no podemos dejar que nuestras situaciones determinen elamor de Dios para nosotros. "Esto es como Dios mostró su amor entre nosotros: envió su Hijo unigénito al mundo para que viviríamos por El." (I Juan 4:9) Eso es la única cosa que podemos ver paradeterminar el amor de Dios. Ni nuestras bendiciones ni la ausencia de ellas.

Aprendí que el amor no significa la ausencia de dolor y problemas. Dios muchas veces usa estas mismas cosas para ayudarnos a...
tracking img