Dios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 48 (11855 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
XXX Domingo del Tiempo Ordinario
 
Primera Lectura: Libro Sirácide 35,15b-17.20-22a.
Salmo Responsorial: Salmo 34(33),2-3.17-18.19.23.
Segunda Lectura: Segunda Carta de San Pablo a Timoteo 4,6-8.16-18.

Evangelio: Evangelio según San Lucas 18,9-14.
 
Y refiriéndose a algunos que se tenían por justos y despreciaban a los demás, dijo también esta parábola: "Dos hombres subieron al Templopara orar: uno era fariseo y el otro, publicano. El fariseo, de pie, oraba así: 'Dios mío, te doy gracias porque no soy como los demás hombres, que son ladrones, injustos y adúlteros; ni tampoco como ese publicano. Ayuno dos veces por semana y pago la décima parte de todas mis entradas'. En cambio el publicano, manteniéndose a distancia, no se animaba siquiera a levantar los ojos al cielo, sino quese golpeaba el pecho, diciendo: '¡Dios mío, ten piedad de mí, que soy un pecador!'. Les aseguro que este último volvió a su casa justificado, pero no el primero. Porque todo el que se ensalza será humillado y el que se humilla será ensalzado".
 
 
 
Comentario
 
“Este Domingo tiene también como tema central, aunque no lo parezca a primera vista, la oración. Se podría decir que la paráboladel fariseo y el publicano y la parábola de la viuda inoportuna, son ambas dos piezas de una misma enseñanza: ¿Cómo rezan los cristianos? ¿Por qué rezan? ¿Qué piden en la oración? No obstante esta parábola no es tan sencilla de entender si se mira de una manera desprevenida. En realidad, la escena nos puede dejar perplejos. En primera instancia encontramos un hombre, fiel, bondadoso, cumplidor,respetuoso de las leyes divinas, que con cierta ingenuidad le da gracias a Dios por ser todo eso, porque además, se sentía satisfecho de poderlo ser. Por otro lado encontramos la figura del publicano, que era un hombre de quien sólo se dice que era publicano, que no es poco. Porque los publicanos, oficiales encargados de la recolección de impuestos en Israel para el imperio romano, eran consideradoscomo tal vez la figura más despreciable de su tiempo. Por un lado porque siendo judíos se aliaban a los invasores enemigos que aplicaban fuertes cargas de impuestos a todos sus súbditos con el fin de sostener otras invasiones, conquistas, guerras, defender los territorios del imperio y sobre todo llevar una vida llena de placeres y lujos a costa del duro trabajo de los obligados contribuyentes.Pero lo que hacía más odioso el "trabajo" de los publicanos, era que su ganancia consistía en pedir más de lo requerido por el imperio. Teniendo el apoyo militar, eran muy comunes prácticas que podrían ser consideradas extorsiones, abusos, con lo cual llegaban a ser muy ricos. Eran considerados como una especie de aves carroñeras que aprovechándose de su posición explotaban a su propio pueblo, a sushermanos, llegando a amasar grandes riquezas.

Teniendo esto presente, se entiende el escándalo que significaba para muchos fariseos que Jesús comiera con publicanos, que fuera llamado amigo de ellos, es más, que entre el grupo de los doce (Mateo, puede ser también llamado Levi), hubiera uno. Así las cosas, se podría uno preguntar: ¿será que Jesús aprobaba estas prácticas corruptas? ¿Por quéllega incluso a decir: las prostitutas y los publicanos os llevan la delantera en el Reino de los cielos? (Mt 21,31). Habrá que decir: definitivamente no. El mismo Jesús también dirá: "Si amáis sólo a los que os aman, qué mérito tenéis? ¿No hacen lo mismo los publicanos?, o también hablando de la corrección fraterna, después de comprobar la impenitencia del hermano, hablaba de considerarlo como unpublicano, es decir, alguien que está en camino de la condenación. Sin embargo hay algo particular en muchos de los publicanos que se acercan a Jesús, que se ve muy claro en el caso de Zaqueo: son conscientes de su situación de miseria, de pobreza, de desgracia, son pecadores públicos, por lo que el anuncio de la misericordia del Dios, de la llegada del Reino, les llena de alegría. Es Jesucristo...
tracking img