Dios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (614 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El hombre en busca de sentido

- Vivir como un ser (casi) humano -

. Así describe Victor Frankl la asimilación de su puesta en libertad, en lo que podemos deducir, por esta frase y porel contenido del libro, que mientras duró su internamiento ni él ni ninguno de los prisioneros se consideraban ni eran considerados seres humanos. ¿Cuándo un ser humano deja de serlo? ¿Cuándo un serhumano tiene poder para dar o quitar la vida a sus semejantes? Ningún ser humano tiene el derecho de decidir si otros como él mueren o viven, ningún ser humano tiene el privilegio de provocarsufrimiento y dolor a un semejante sólo por diversión, pero estas no eran las leyes de un campo de concentración; o quizá se trataba así a los prisioneros porque, al fin y al cabo, no eran considerados sereshumanos y, por tanto, su vida no tenía valor alguno para sus vigilantes. Un claro ejemplo lo encontramos en el macabro ‘juego del dedo’, donde la vida de uno depende del movimiento de un dedo gobernadopor otro ser humano, donde lo que para el ejecutor sólo es un pequeño movimiento, para miles de personas significó la muerte.
Para los guardias sólo eran un número que debía cuadrar en una lista,no importaba su pasado, su familia, su nombre… ¿A quién le importa la historia de un número? Como el mismo Frankl dice: . En ese período de internamiento, los prisioneros pasaban a ser meros juguetesdel destino, que podían sucumbir por querer sobrevivir; no tenían capacidad de elección, es decir, toda decisión tenía la muerte como único riesgo1, e, incluso sin que pudieran decidir, muchas vecesel humor de los vigilantes decidía por ellos.
La psicología también jugaba un gran papel en la supervivencia de los prisioneros; la ilusión y la esperanza eran básicas para sobrevivir, inclusollegando a ser la mejor de las morfinas durante esos años de calvario: el prisionero que se dejaba dominar por la desesperanza tenía los días contados. Pero esa misma ilusión se podía convertir en un...
tracking img