Discriminacion en yucatan

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1010 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 11 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los mayas en Yucatán, una historia de discriminación presente
jueves, 22 de mayo de 2008

Por Luis Castrillón Cué*
El proceso de castellanización forzada a través de décadas de programas de “alfabetización”, la ausencia de políticas públicas que garanticen el acceso a mejores niveles de vida a través de una mejor educación, salud, empleo, así como la recuperación y conservación de suspropios valores, han sido la fórmula acumulada más evidente de un histórico proceso
de discriminación de las poblaciones indígenas.
Un proceso que se mira con indulgencia desde una sociedad que ha preferido voltear el rostro y ocuparse de lo suyo o, peor aún, acostumbrarse y percibirlo como algo normal: un colectivo social dividido en el que unos tienen la oportunidad de luchar para acceder amejores estadios y el resto condenado a ser, simplemente, su servidumbre o a veces ni eso.
Imaginemos que a partir de mañana el idioma oficial de México es cualquier otro menos el español, que el proceso de enseñarle a hablarlo es ineficaz para su desarrollo como individuo -pero eficaz en términos de la impostura de una cosmovisión nueva y ajena y utilitaria-; que hablar en español es significado deignorancia y que por ende nos distancia de la “posibilidades reales de desarrollo”, convirtiéndonos en seres marginales, menospreciados: discriminados.
Los medios de información citan: en México, nueve de cada diez mujeres, personas con discapacidad, homosexuales, adultos mayores y niños son discriminados por su condición.
Una encuesta elaborada por el Consejo Nacional para Prevenir laDiscriminación reveló que entre cinco y siete de cada diez mexicanos discriminan a algún grupo. Destacan como los más vulnerables las personas con discapacidad y preferencias sexuales diferentes.
¿Y los indígenas?
Según la misma institución, comparten la estadística, pero al parecer no la percepción cuando quedan como un grupo más entre los señalados, con menoscabo de representar una poblaciónintegrada por más de 50 etnias que en conjunto abarcan una gran parte del grueso de los más de 40 millones de pobres que habitan en México.
Más allá de pequeños esfuerzos, del llamado a la conciencia logrado por algunos luego del -ahora
desvirtuado por el propio Marcos- movimiento neozapatista, la lucha ya no por eliminar, sino
siquiera disminuir el desprecio palpable en contra de las etnias mexicanasno ha dado resultados concretos.
Un ejemplo indiscutible: Yucatán, una entidad donde más del 40 de la población es de origen maya y en la que, por ende, hablar de un proceso discriminatorio hacia lo indígena es una discusión inevitable y que requiere de un planteamiento urgente para su combate frontal, mismo que no termina de cuajar ni de parte de las autoridades encargadas, ni de nuestrosrepresentantes en el aparato legislativo.
Muchísimo menos lo hace en una sociedad –al igual que en el resto del país, hay que aclararlo- en la que la palabra “indio” es sinónimo de bruto, estúpido, ignorante y otras acepciones más denigrantes que atentan no contra el individuo que recibe el señalamiento, sino en demérito de una de las culturas más sobresalientes de América y que irónicamente ensalzamoscuando vemos su pasado, pero soslayamos cuando nos enfrentamos con su presente.
En julio próximo se cumplirá un año de la “designación” de Chichén Itzá como una de las Siete
Maravillas del Mundo Moderno. La gran ciudad maya, sus vestigios y siglos de historia exhibe una vez más la condición antes descrita.
Visitada por miles de turistas anualmente es puerta de entrada al Mundo Maya, una visiónturística y de mercado en la que lo étnico se convierte en producto de consumo para quienes pueden acceder a éste venidos desde distintas partes del país y del mundo.
Lo maya muta y termina por convertirse en un valor construido al estilo “mexican curious”, mientras el maya original, el heredero de esa historia queda relegado a vendedor de artesanías o a limosnero que aprovecha el paso del...
tracking img