Discriminacion Por Gustos Musicales

“La música y las artes invitan a la participación y constituyen un antídoto contra los obstáculos a la armonía entre los hombres. Hacer música no es solamente tocar o cantar, es también escuchar. Alaprender desde su más tierna edad a escuchar al otro, el niño descubre lo que es la tolerancia y se protege de sus instintos bárbaros. La música debería pertenecerle como el aire, el agua y la leche,pues, para nosotros forma parte de los derechos humanos. Representa una fuerza insospechada en la sociedad, capaz de hacer que las cosas se muevan. Abrir los espíritus a las capacidades de creación detodos y liberar los talentos: este es el papel del artista.

Si muchas ambiciones son destructoras porque buscan la apropiación de algo o de alguien, esta ambición no es la guerra, sino locontrario. El arte transfigura todo, empezando por el deseo de dominación, de explotación y de venganza, que existe en cualquier ser humano. Tiene el poder de abolir el mal. Bach, tocado bajo el techo de laCapilla Sixtina, puede terminar con las desgracias de la humanidad. A los que dicen: "¿Por qué tocar a Beethoven, cuando las personas tienen hambre?", nosotros les respondemos: "Pero cuando escuchan aBeethoven su vida cambia y nosotros cambiamos con ellos". El arte nos revela a nosotros mismos.”

Yehudi Menuhin, La música, mensajera de la paz

Decía Zubin Mehta que "para conciliarpensamientos, ideologías y limar diferencias, el arte y la música son elementos que aproximan personas y sentimientos, sensibilidades y divergencias". La música, en efecto, ha sido a lo largo de la historia unaherramienta muy poderosa tanto para la concienciación social como para la denuncia de la barbarie. Una de las composiciones que apelan directamente a los derechos humanos y a las terriblesconsecuencias del racismo y la discriminación es la cantata Un superviviente de Varsovia, del músico “degenerado” Arnold Schönberg. El compromiso moral y político de este gran compositor queda de manifiesto en...