Discurso 16 de septiembre

“Que [Ð] se solemnice el día 16 de septiembre, todos los años, como el día Aniversario en que se levantó la Voz de la Independencia, y nuestra Santa Libertad comenzó, pues en ese día fue en el que se abrieron los labios de la Nación para reclamar sus derechos y empuñó la Espada para ser oída: recordando siempre el mérito del grande Héroe el Señor Don Miguel Hidalgo y su compañero Don IgnacioAllende”.
José María Morelos y Pavón. Artículo 23 de los Sentimientos de la Nación

DIRECTORA DE ESTA INSTITUCIÓN EDUCATIVA.

PADRES DE FAMILIA QUE NOS ACOMPAÑAN
JOVENES ALUMNOS
Decía el maestro Jesús Reyes Heroles: La libertad para los pueblos es llama vivificante que no solamente los conserva dentro de la más alta dignidad social, sino que los hace vivir como hombres, en la mayor extensión dela palabra.
En la vida de las naciones suelen ocurrir sucesos que deben ser recordados. Hace doscientos años en el pueblo de Dolores Hidalgo comenzó la lucha por nuestra libertad, una búsqueda de nuestra identidad como nación, la lucha por nuestra independencia, la emancipación de los mexicanos del dominio español, gracias al esfuerzo de ilustres ciudadanos que con su sangre, sus talentos yfatigas rompieron la cadena de tres siglos y han dado existencia a un pueblo heroico, dejando a la posteridad su gloria, su nombre y sus ejemplos.
De las cuatro grandes etapas de la guerra de Independencia: iniciación, organización, resistencia y consumación, la primera es sin duda obra de la inteligencia y pasión del caudillo más representativo, Don Miguel Hidalgo, el “cura ilustrado”, fruto de esegrandioso movimiento espiritual que despertaba aspiraciones libertarias e impulsos de rebelión política e intelectual.
Como representante destacado de lo que podemos llamar la “Ilustración Mexicana”, había forjado su espíritu enciclopédico y revolucionario en la lectura de los libros y el contacto con la realidad social de su pueblo, víctima de un sistema de prohibiciones y de explotación.
Quemejor oportunidad que el inicio de esta justa heroica para reflexionar sobre esta etapa de nuestro devenir histórico, eternamente memorable, origen y raíz de la nación mexicana en la que convergen los signos fundamentales de nuestra identidad.
1810 marca el inicio de la gesta de una nación en busca de su destino. Don Miguel Hidalgo arengaba la conciencia de la conspiración contra un dominiocolonial que ahondo las desigualdades.
Los españoles que hacia 1808 representaban una minoría de la población mexicana, ocupaban, refiere Lucas Alaman: casi todos los principales empleos de la administración, la iglesia, la magistratura y el ejército. Ejercían exclusivamente el comercio y eran dueños de grandes caudales y de toda clase de fincas y propiedades.
Humbolt observaba como el oro y la plataque se extraía del subsuelo nacional daban la vuelta al mundo, mientras que indígenas descalzos, hambrientos y sumisos, amalgamaban los minerales que enriquecían a la corona española, las tierras mal divididas se concentraban en unas cuantas manos criollas, así como las maderas preciosas, los frutos y los animales.
La economía, la política y la sociedad, descansaban por entero en la dependenciaespañola. En este contexto, no podía avanzar y menos perfeccionarse la vida civil y política de la población Novo hispánica, generándose un clima de inestabilidad y sublevación que culminaría en la conspiración de Querétaro, que al descubrirse habría de acelerar el movimiento por la independencia. Don Miguel Hidalgo y Costilla quien en la madrugada del 16 de septiembre de 1810 haciendo sonar lacampana de la iglesia, llama a la insurrección, incitando al pueblo a levantarse contra los dominadores; al llamado con el grito ¡Mexicanos, viva México! Suceso al que conocemos como el "Grito de Dolores", así se inicia la primera gran revolución popular de la América hispana
La voz de Hidalgo silenciada en Acatita, en las llanuras de Chihuahua, encendió el fuego que animaba el espíritu de...
tracking img