Discurso de angostura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 27 (6685 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior (MPPES)

Universidad Nacional Experimental “Simón Rodríguez” (UNESR)

Núcleo Barquisimeto

Materia: Catedra Bolivariana
Profa: Irma Cabresi
Sección “E”
Participantes: Soraida González, V- 14.799.364; Sobeida González, V- 12.907.260; Aurora Pérez, V – 12.322.699, Ma. Yaqueline Hernández; Mayerlin Paradas, V-14.143.176; Ireana Lázaro, V – 14.175.008; Sonia Revilla, V- 9.620.096; Beatriz Camacaro, V- 12.449.132; Dayana Arrollo, V-

Barquisimeto, Diciembre de 2009

Discurso de Angostura, 15 de Febrero de 1819

El discurso pronunciado por Simón Bolívar durante el Congreso de Angostura constituye un acto político vital para el presente y el futuro de Venezuela. En este texto y esecontexto el Libertador restituye al Congreso los Plenos Poderes a él cedidos por el pueblo soberano de Venezuela por intermedio del Congreso para que lo ejerciere como representante de la voluntad soberana y como árbitro del destino de la nación. Bolívar inicia su Discurso de Angostura con estas palabras:

“Señor. ¡Dichoso el ciudadano que bajo el escudo de las armas de su mando ha convocado lasoberanía nacional para que ejerza su voluntad absoluta! Yo, pues, me cuento entre los seres más favorecidos de la Divina Providencia, ya que he tenido el honor de reunir a los representantes del pueblo de Venezuela en este augusto Congreso, fuente de la autoridad legítima, depósito de la voluntad soberana y árbitro del destino de la nación.”

Pero Bolívar no restituye el podergratuitamente. Lo repone pero condicionado a un conjunto de condiciones. Bolívar transfiere el poder pero condicionando la validez de dicho mando al cumplimiento de un complejo conjunto de condiciones sin cuya observancia la libertad ganada con tanto sacrificio pudiera quedar como una cáscara vacía, ajena a los más altos deseos y necesidades del pueblo y de la patria. Por ello Bolívar apela constantemente aljuicio legitimador y mandante de lo que llama unas “futuras generaciones” que “todo lo esperan de vuestra sabiduría, rectitud y prudencia.” Unos ciudadanos del hoy y del mañana que habrán de juzgar en el futuro lo que dicho cuerpo de legisladores en definitiva va a hacer con dicho poder:

“Al trasmitir a los representantes del pueblo el Poder Supremo que se me había confiado, colmo los votosde mi corazón, los de mis conciudadanos y los de nuestras futuras generaciones, que todo lo esperan de vuestra sabiduría, rectitud y prudencia. Cuando cumplo con este dulce deber, me liberto de la inmensa autoridad que me agobiaba, como de la responsabilidad ilimitada que pesaba sobre mis débiles fuerzas.”

Por ello hace referencia a las complejas condiciones objetivas históricas, a lasformas concretas de producción y a la institucionalidad colonial cuya materialidad ha zurcido una madeja de opresión que no podía arrastrar sino a una encrucijada de cruenta guerra anticolonial:

“Yo no he podido hacer ni bien ni mal; fuerzas irresistibles han dirigido la marcha de nuestros sucesos; atribuírmelos no sería justo y sería darme una importancia que no merezco. ¿Queréis conocer losautores de los acontecimientos pasados y del orden actual? Consultad los anales de España, de América, de Venezuela; examinad las Leyes de Indias, el régimen de los antiguos mandatarios, la influencia de la religión y del dominio extranjero; observad los primeros actos del gobierno republicano, la ferocidad de nuestros enemigos y el carácter nacional. No me preguntéis sobre los efectos de estostrastornos para siempre lamentables; apenas se me puede suponer simple instrumento de los grandes móviles que han obrado sobre Venezuela…”

Bolívar deja sin embargo los nortes desde los que debe entenderse su inscripción como poder ejecutivo en la historia de Venezuela:

“(…) sin embargo, mi vida, mi conducta, todas mis acciones públicas y privadas están sujetas a la censura del...
tracking img