Discurso de wilson ferreira aldunate en la explanada municipal

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 24 (5841 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 20 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Wilson Ferreira Aldunate vuelve al Uruguay el 16 de junio de 1984 y el mismo día la dictadura militar lo encarcela e incomunica en Trinidad, para impedir su presentación a elecciones el 25 de noviembre de 1984, las que seguramente habría ganado. Luego de ellas, el 30 de noviembre, es liberado. Estas fueron sus primeras palabras al presentarse ante su Partido Nacional y ante la ciudadanía toda, enla Explanada Municipal de Montevideo.
“Queridos compañeros: es casi un lugar común comenzar las palabras en una ocasión como esta o similar, haciendo referencia a la emoción que embarga al que habla. En mi caso hoy no hay nada de fingido o elaborado, ni siquiera de pensado, en esta expresión que hace referencia a la emoción profunda que me sobrecoge y por qué no voy a confesarlo: mellena los ojos de lágrimas.
Este es el reencuentro con mi pueblo. Llego hoy, hoy al Uruguay, porque hace cinco meses y medio lo que pude ver de mi patria salvo algunos uruguayos que lejos y en las azoteas agitaban banderas y no sólo de mi partido, fueron “containers” apilados para impedir que la gente accediera a ver la flota del Estado desplegada para recibir a una familia.Y luego de cinco meses y medio de enclaustramiento solitario bajo regla de silencio, casi me he olvidado de hablar. Voy a tratar de reaprender hoy dirigiéndome a ustedes.
No crean que voy a hacer referencia alguna a esto cinco meses y medio que he pasado en una prisión de la dictadura.
Que he pasado mal, que nadie crea que en la cárcel se pasa bien. Que he pasadomal, repito, en enclaustramiento solitario y con prohibición absoluta de que se me dirigiera palabra. Pero yo sería un osado y un inconsciente si hiciera referencia a la cuota de sufrimiento personal de un hombre que, no tiene más remedio en este país en que vive, de comparar ese sufrimiento que es pequeño y deleznable al lado del terrible que han sufrido decenas de miles de compatriotas.Yo faltaría al respeto que me debo y el que debo a ustedes si midiera mis meses de prisión comparándolos con los años que otros grandes uruguayos han debido soportar por los mismos delitos, es decir, por decir en voz alta su verdad y por pensar libremente.
Así que este no es mi tema hoy. No voy a hablar de estas cosas. Me voy a permitir hacer con ustedes algunas reflexiones sobrelos momentos que vive el país, sobre la situación política del país, sobre las circunstancias que atraviesa mi partido y sobre qué puede esperar de mi partido el nuevo Gobierno que se instalará el 1º de marzo presidido por el Dr. Julio María Sanguinetti.
Algunos compañeros y muchos se apresuraron a preguntarme en el momento mismo que trasponía las puertas del Cuartel de Trinidad: aqué razones tribuía yo la derrota electoral de mí partido en los últimos comicios de noviembre. Y en todos los casos he contestado: a mí puede preguntárseme a qué atribuyo la victoria del Partido colorado. Pero ¿derrotados nosotros? ¿A quién se le puede ocurrir que el Partido Nacional esté derrotado?
Nosotros hemos luchado contra la dictadura desde el mismo día en que se instauró, perohemos luchado por las libertades públicas desde el día mismo en que se fundó la Patria.
Para nosotros este es un episodio más de la pelea, que por la libertad se pelea siempre porque nunca está definitivamente conquistada. Para nosotros la lucha comienza todos los días de nuevo y por lo tanto, comienza hoy.
Y no voy a ponerme aquí a analizar los factores que handeterminado este eventual contraste electoral, importa poco. Todos los partidos, aun lo gananciosos, hacen autocrítica y análisis y se preguntan por qué sacaron tantos votos y por qué razones se cometieron algunos errores que de no haberlos cometido podrían proporcionarles muchos votos más. Nosotros también por eso hay que hacer autocrítica.
Y aún sin ánimo de entrar en el análisis pormenorizado, quién...
tracking img