Discurso, proyecto y realidad, karl brunner en santiago.pdf

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2310 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 19 de octubre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Discurso, proyecto y realidad: Karl H. Brunner en Santiago.
Por Gonzalo Cáceres Quiero, Historiador.
Texto publicado en el primer número de la serie “Premio Nacional de Urbanismo” a cargo del Colegio de Arquitectos de Chile y el Ministerio de Vivienda y Urbanismo. Publicación dedicada a Juan Parrochia Beguin, Premio Nacional de Urbanismo 1996.

"Créanme ustedes que Santiago, ciudad nueva yhermosa, será en un futuro cercano, sin lugar a dudas, una de las ciudades más bellas del mundo" (1).

Formuladas a mediados de 1934 por Karl H. Brunner, las palabras incluidas en el epígrafe reflejan, desde todo punto de vista, un acentuado optimismo. La comparación emerge de inmediato: imposible resulta encontrar en la actualidad siquiera una opinión concordante con ese elogioso juicio. Atrapada"en el vértigo de su modernización descontrolada", Santiago, hoy por hoy, parece desfilar hacia un escenario inverso, angustiante y caótico" (2).

Pero no siempre han sido mayoritariamente pesimistas los juicios sobre La Ciudad. Hacia fines de los años veinte y durante la década siguiente, no pocas opiniones ilustradas convergieron en destacar las virtudes y oportunidades de una todavíaprovinciana Santiago. Una de ellas, quizás si la más informad a de todas, provino del ingeniero y urbanista vienés Karl Heinrich Brunner Von Lehenstein (1887-1960) (3). Interesados en pesquisar su paso por nuestro país, las páginas que siguen constituyen un intento por elucidar el diálogo establecido entre un urbanista y su objeto.

Primera y segunda estadía

Fiel a su política de reactivación de lasactividades nacionales, la primera administración ibañista (1927-1931) favoreció la idea de ordenar el desarrollo de Santiago y por extensión del resto de las ciudades del país. En conformidad con ese criterio creó el 15 de octubre de 1929 la Sección Urbanismo, adscrita al Departamento de Arquitectura y subordinada a la Dirección General de Obras Públicas; dependencia estatal a la que seincorporó desde su arribo, acaecido el 23 de septiembre de 1929, el urbanista e ingeniero vienés Karl H. Brunner " (4).

Su venida, gestionada por el profesor de la Universidad de Chile Rodulfo Oyarzún Ph., sintonizaba bien con un ambiente favorable a la presencia de misiones extranjeras en nuestro país. Pero ese no era su único punto fuerte. La contratación de Brunner, con el objeto de asesorar algobierno en todo lo relacionado con el trazado, construcción e higienización de ciudades y además con el fin de brindar docencia universitaria, se ubicaba en medio de un escenario nacional en el cual los urbanistas emergían como aquellos tecnócratas capaces de planificar el desarrollo urbano y territorial.

Concluida su primera estadía, la evaluación de su cometido fue ampliamente favorable. Imbuidoen un quehacer sistemático, Brunner entre septiembre de 1929 y febrero de 1932 dirigió levantamientos planimétricos, realizo estudios seccionales, promovió continuas visitas a terreno, todo esto mientras desempeñaba una dinámica actividad académica que experimental-mente incursiono en la extensión universitaria a nivel de post grado.

Abocado a enfrentar una amplia variedad de situaciones,Brunner nunca deja de analizar integralmente la realidad urbana santiaguina
(5)

. Coherente con ese principia sus opiniones, mezcla

de argumentos urbanísticos, económicos y demográficos, adquirieron una credibilidad difícil de igualar. Rodeado par una aureola de extrema capacidad, no fue extraño entonces que la Municipalidad de Santiago contratara sus servicios profesionales durante el segundosemestre de 1934. Adscrito al Departamento Técnico de Obras Municipales, Brunner se abocó durante su segunda estadía a elaborar un anteproyecto regulador para la Comuna de Santiago, actividad que concluyo casi simultáneamente con la realización del Primer Congreso Nacional de Arquitectura y Urbanismo (6).

Santiago: realidad y proyecto

Al contrario de todas aquellas personalidades que...
tracking img