Discurso sobre el espiritu positivo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 134 (33303 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
AUGUSTE COMTE

DISCURSO SOBRE EL ESPIRITU POSITIVO

Traducción y prólogo de Julián Marías.

2

Prólogo En el año 1844, Augusto Comte publicó el Discurso sobre el espíritu positivo, como introducción a un “Tratado filosófico de astronomía popular”, aludido muchas veces en el texto. Se trata de un breve libro que encierra vigorosamente lo esencial del pensamiento comtiano. Es una obra demadurez, posterior al “Sistema de filosofía positiva”, que recoge sus momentos fundamentales y los agrupa en páginas escasas y densas. Desde comienzos de siglo, la reacción contra el positivismo lo ha desalojado de la actualidad filosófica. Esto era inevitable y necesario. Pero conviene distinguir, dentro del positivismo, dos dimensiones diferentes. Por una parte la dimensión negativa según la cualel positivismo no era filosofía. La muerte de esto era inexorable. Pero, por otra parte, hay el hecho del positivismo, que es mucho más que un hecho. Nos encontramos con que en el siglo pasado la Humanidad fue positivista, y que nosotros ya no lo somos, es decir, hemos dejado de serlo. A nadie puede ocultársele que nuestra situación no es igual que si no hubiese habido positivismo en el mundo.Venimos de él; y no podemos acabar de entendernos si no lo entendemos. Naturalmente, no nos importa demasiado conocer el contenido minucioso de la ciencia positivista, caduca en buena parte. Lo que nos interesa es saber, propiamente, qué es ser positivista. Esto nos puede dar gran claridad sobre la época inmediatamente anterior y, al mismo tiempo, sobre la nuestra: en otros términos, nos importaconocer en qué ha consistido el espíritu – alguien dirá la falta de espíritu— positivista. Si se nos hace claro este espíritu, podremos luego comprender fácilmente toda la letra acumulada en torno suyo, y la larga exégesis de más de medio siglo. Porque ésta es otra. A fuerza de hablar de los positivistas, nos hemos olvidado de Comte; es decir, de lo que en Comte pueda haber vivo. Y, desde luego, hayuna enorme distancia entre el fundador y los fundados. La peregrina suerte del positivismo, al querer convertirlos en casireligión, ha hecho que llegue, sobre todo, a nosotros jerarquizado y hieratizado, y que se desvanezca toda la sustancia filosófica que pudo tener. Conviene, pues, volver a las fuentes vivas para entender qué han sido la filosofía y el mundo después del idealismo alemán. De laintelección suficiente del positivismo, que, naturalmente, excedería de él, se podría esperar la más clara luz sobre un amplio grupo de problemas, que afectan de modo decisivo a nuestro tiempo. La publicación de este Discurso pretende ser un paso certero en esa dirección. Y no es esto sólo. Hay en Comte, fuera de su estricta intención filosófica, muchas cosas fecundas. Hay una visión de la realidadhistórica entera; un intento – cuando menos— de sociología; ideas claras sobre la política de su época y acaso, en cierta medida, también de la nuestra. Conviene no olvidar todas estas cosas; conviene contar con ellas, en su expresión originaria, como nos las muestra, en apretado haz, este Discurso. Sería injusto y dañoso que todo esto quedase arrastrado y envuelto, sin revisión, por el conjunto,en quiebra, del positivismo. Además, el Discurso sobre el espíritu positivo es, sin ninguna duda, una incomparable exposición de todo el sistema comtiano. Denso y claro. Y, sobre todo, con una ventaja esencial sobre toda exposición ulterior: cualquier libro positivista nos da lo que Comte ha sido para sus “continuadores”; la obra original, en cambio, nos da el pensamiento auténtico y primitivo; ypodemos nosotros subrayar en él lo que acaso escapó a los seguidores de Comte. Y esto no solo por una posible insuficiencia suya, sino, ante todo, porque se movían en un horizonte positivista. ¿No hemos de poder descubrir nosotros los supuestos –no positivistas, claro es— de este movimiento? ¿No hemos de ver lo que “hoy” pueda Comte tener de actual, aunque acaso no encajara en el marco de las...
tracking img