Discurso

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 18 (4424 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 14 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
DISCURSO DE DESPEDIDA DE F. M. NÁCHER, POR SU
JUBILACIÓN, ANTE TODOS SUS SUBORDINADOS EN
LA DIRECCIÓN GENERAL.
(30 DE OCTUBRE DE 1992)
Uno siempre piensa que estas cosas no le van a ocurrir a él; que esto
sólo sucede a los demás. Pero, lo cierto es que todo llega y, aunque se dice
que "no pasan años, sino que pasan cosas", la realidad es que hoy estamos
todos aquí porque han pasado años y hanpasado cosas.
Y, llegado a este punto, es preciso darse cuenta de lo curiosa que es
la vida: Una serie de personas, desconocidas entre sí, con diferentes
orígenes, diferente formación, diferentes edades, diferentes aspiraciones y
diferentes experiencias, coinciden en una empresa, conviven, colaboran,
discrepan, discuten, hablan, dialogan y con ello, en una palabra, se
influencian recíprocamente demodo irreversible y permanente. Ninguna
de nuestras vidas es ahora la misma que antes de entrar en la empresa. Y
ello no se debe a los papeles o a las máquinas o a los muebles o a las
oficinas o a las normas de trabajo, sino exclusivamente a las personas.
Todos nos influenciamos permanentemente unos a otros, todos somos
maestros y todos somos discípulos. Y esa es la verdadera grandeza de la
vida:Que, al margen del papel que representemos, es decir, del puesto que
ocupemos, estamos influyendo en los demás, positiva o negativamente. De
ahí la responsabilidad de los jefes, cuyos pensamientos, palabras y obras
pueden influir, para bien o para mal, en más personas.
Yo tengo la enorme satisfacción de haber recibido de todos vosotros
una influencia altamente positiva. A vuestro lado he aprendidomucho.
Mucho más de lo que imagináis vosotros e, incluso, mucho más de lo que
yo mismo puedo imaginar. Quiere esto decir que, esté donde esté, y de
modo seguro e inevitable, llevaré siempre conmigo, formando parte de mí
mismo, algo de cada uno de vosotros. Será una palabra, una frase, una
idea, una postura, una imagen, una actitud, una voz, un chiste, un suceso...
no sé lo que será, pero sí sé quetodos vosotros, sin excepción, formáis ya
parte de mi vida, como sé que yo también formo parte de la vuestra, espero
que para bien.
Gracias, pues, por lo que me habéis enseñado, por vuestra
colaboración y por vuestra amistad. Y.. hasta siempre.
DISCURSO DE DESPEDIDA DEL MISMO EJECUTIVO,
ANTE SUS SUPERIORES, EN LA COMIDA-HOMENAJE
QUE LE OFRECIERON
Cuando he asistido a otras despedidas, me ha sidocasi imposible
ponerme en el sitio del que se iba. Ahora sé que eso me ocurría porque no
estaba mentalizado para ello. Y también sé que eso, como todo, lo cura el
tiempo. Hoy sí que lo estoy y me parece casi normal lo que está
sucediendo aquí.
Sé, y creo firmemente, que todos ( y al decir todos no me refiero sólo
a los aquí presentes, sino a toda la Humanidad e incluso a toda la Tierra)
formamos unconjunto armónico. Cada cual desempeña su papel pero,
cada uno sin los otros, no sería él mismo; mejor dicho, no sería nada. El
jefe no lo sería sin subordinados, éstos no lo serían sin jefe; el maestro no
lo sería sin alumnos; ni el padre sin hijos; ni el blanco sin negros; ni el listo
sin tontos; ni el rico sin pobres. Todos, absolutamente todos, estamos
inmersos en esta inmensa representaciónque es la vida, en la que cada uno
recibimos algo y aportamos algo al acervo común. Lo importante es que
nuestra aportación, por diminuta que sea, haga aumentar el lado positivo,
el de la rectitud, el de la honestidad, el de la colaboración, el de la
aspiración, el del respeto, el de la comprensión, el de la tolerancia, el del
servicio y, ¿por qué no?, el del amor.
Todos los presentes soisdirectivos. Con muchos de vosotros he
comentado, a lo largo de los años, mis ideas sobre el particular que, en el
fondo, os son de sobra familiares. Pero, como ya no podré daros más la
lata con ellas, no quiero desaprovechar la ocasión que me brindáis hoy con
este almuerzo para insistir, una vez más, en la idea capital: No creáis
nunca que vuestro papel como dirigentes consiste en que la empresa gane...
tracking img