Diseños de sistemas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4923 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
HISTORIA DE LA AUTOMATIZACIÓN

Desde sus primeras referencias en las leyendas chinas y la mitología griega hasta la sofisticación de los replicantes de la película Blade Runner, los autómatas han tenido un papel relevante en el mundo de las leyendas y los mitos en una doble faceta: participar en ellos o ayudar a crearlos. El monstruo autómata Talos de la leyenda de los argonautas o losmúltiples autómatas atribuidos a Dédalo, para unos personajes real y para otros inventado, son una muestra de la presencia de artificios capaces de cobrar vida en la tradición griega; presencia que viene acompañada de los primeros mitos propios: la recreación del de Prometeo —con el nuevo asalto al conocimiento divino que supone la creación artificial de vida— o el de la inmortalidad, encarnada por elinventor en su “hijo”, el androide.

Su relación con lo trascendente es también significativa. No en vano, muchas de las primeras figuras articuladas conocidas están ligadas con ceremonias religiosas: la estatua de Anubis de mandíbula móvil para simular que hablaba o las estatuas de Tebas que hablaban y movían los brazos. Incluso los sacerdotes incas —según testimonio del Inca Garcilaso— podríanhaber construido mecanismos semejantes en sus santuarios para impresionar al pueblo. En la tradición judía, existe desde antiguo la leyenda del gólem, criatura de barro a la que se da vida mediante una fórmula mágica, y que en la Edad
Media se extiende a las estatuas que cobran vida por efecto de la magia.

Ya en Europa, desde el final de la Edad Media, el perfeccionamiento de las técnicasmecánicas y de relojería —que impulsará la construcción de todo tipo de autómatas— será paralelo a la creación de una concepción mecanicista del hombre y la naturaleza, concepción que es ya patente en la filosofía de Descartes (1596-1650). También surgirán mitos en torno a los constructores de autómatas. Así, los vecinos toledanos del inventor italiano Juanelo Turriano (1500?-1585) —relojero personal deCarlos V y Felipe II— le atribuirán la creación de un autómata casi perfecto, el “hombre de palo”, que según la leyenda iba todos los días desde la casa del inventor hasta el Palacio Arzobispal para recoger la comida.

Ya en la Ilustración, el francés J. Vaucanson alcanzaría tal perfección en la construcción de sus autómatas que contemporáneos como Voltaire, viendo en él a un auténtico creador,le compararían con Prometeo.

La literatura y el cine son terrenos abonados para explorar la naturaleza cultural y mítica de los autómatas. El conocido libro Frankenstein o el moderno Prometeo —de nuevo el mito griego—, escrito en 1816 por Mary Shelley, habla del control humano mediante la ciencia y la tecnología sobre el divino don de la vida, sobre los riesgos de la pérdida de ese control y,otra vez, sobre el mito de la inmortalidad del inventor a través de su hijo artificial. Ya en el s. XX, el androide María de la película Metrópolis (Fritz Lang, 1926) es un auténtico icono que encarna el mensaje del film: el temor a una sociedad deshumanizada y alienada por la máquina, que bebe de las visiones ya presentadas en la Máquina del tiempo (1895) de H.G. Wells.

Los conflictos entrerobots inteligentes y sus creadores han sido representados numerosas veces en la literatura de ciencia-ficción del s. XX. Están ya en R.U.R. (Robots Universal Rossum, 1921), la obra de teatro de los hermanos Cápek que acuñó el término robot, que en checo significa “trabajo pesado” y “esclavo”. En la obra, los robots creados sin sentimientos ni emociones para trabajar a destajo de nuevo una reflexiónsobre la creación de vida artificial— terminan rebelándose contra su esclavitud y destruyendo las instrucciones que permitirían crear más robots. Por su parte, las populares novelas de Isaac Asimov ilustran las múltiples situaciones a las que se enfrenta esa hipotética sociedad robotizada del futuro. Igualmente ilustrativa es Blade Runner (Ridley Scott, 1982), que pone en escena a unos...
tracking img