Diso y el ateismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (548 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Dios y el ateísmo

Daniel Barrezueta Narváez

Crecí sin dos vivencias elementales: Dios y el fútbol. Son dos nociones que uno debe asimilar en la infancia… o nunca. La segunda me tiene sincuidado; pero la primera, Dios, es una representación mental que nunca pude desarrollar. Por ello he tratado de reemplazar creer por conocer, aunque sean dos actitudes en principio diferentes.¿Existe Dios? No lo sé. No sabemos, debemos creer en él o no. Kant decía que debemos limitar el saber para permitir la fe, lo cual es una recomendación innecesaria porque de hecho el saber eslimitado. En cuanto a la fe, siempre bastó a los creyentes para asegurarse el paraíso, pero luego se añadieron las tres demostraciones filosóficas.

La primera de ellas es la “prueba ontológica”¿Cómo se define a Dios? Como el ser supremo, absolutamente necesario, perfecto e infinito ¿Existe Dios? Existe por definición. Si no existiera -decía San Anselmo-, si sólo fuera pensado o concebido porotro ser, ese ser tendría que ser más perfecto e infinito, lo cual es imposible. Igual que las montañas de los valles –dijo Descartes- la existencia de Dios es inseparable de su esencia. La pruebaontológica ha sido negada por Kant, quien ha dicho que un ser absolutamente necesario es un concepto puro de razón, y que también sería conveniente pensar si es posible. Del mismo modo como definir lariqueza no nos hace ricos, decía Kant, una simple definición no puede demostrar algo.

El universo es mejor argumento para la “prueba cosmológica”, que consiste en aplicarle al mundo el principiode razón. Nada puede existir, dijo Leibniz, sin una razón suficiente para que sea así y no de otro modo; allí interviene Dios, la razón última de las cosas. Esta es una prueba sin fondo donde se pierdeel pié, porque ese creador necesario podría ser cualquier cosa, hasta la naturaleza -como pretendía Spinoza- a quien no necesitamos orar porque no nos escucha, ni obedecer porque no nos pide...
tracking img