Distribuccion alimentaria

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1207 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA DISTRIBUCION ALIMENTARIA EN FUNCION DEL PODER NEGOCIADOR DE CLIENTES
Los clientes lo que buscan es la negociación con las empresas que producen un bien o servicio, analizando el precio y el poder de negociación. Cuando los productos o servicios no se diferencian de los demás, los clientes tienen más poder de negociación, lo contario a que si estén diferenciados es donde el cliente identificapor su diseño, marca y calidad superior a los demás. El comprador dispone también de información sobre los productos, calidades y precios, que le permite comprarlos con la competencia y tendrá mayor importancia en el poder de negociación con el proveedor. El cliente hace una asociación con marcas que existen en el mercado llegando a identificar un producto con una marca. Ej: Coca-Cola

Elsector de la distribución alimentaria en España ha experimentado enormes cambios en las últimas décadas. Cambios que no sólo hacen referencia al creciente dinamismo de este sector, sino también a la aparición de nuevas fórmulas comerciales, a la tendencia hacia la diversificación de negocios, a la cada vez mayor concentración empresarial con la consiguiente asimetría del sector y a la existencia deotros temas colaterales como la problemática de los horarios comerciales motivada por los nuevos hábitos sociales, o a la cada vez mayor especialización de los pequeños minoristas para garantizar su supervivencia mediante una clara apuesta por la calidad. Trabajos recientes han ido profundizando en aspectos de candente actualidad en este sector entre los que destacan temas como la evoluciónen los formatos comerciales (March y Revuelto, 1999), el imparable crecimiento del clima de competencia (Casares, Martín y Aranda, 2000), la rivalidad desde una perspectiva espacial o geográfica (Flavián y Polo, 1998; González, 2001), las consecuencias derivadas de la alta concentración empresarial (Cruz, Rebollo y Yagüe, 2003), el desarrollo de las marcas de distribuidor (Medina, Méndez yRubio, 2004) o la imperiosa necesidad de mantener la lealtad del cliente para sobrevivir a los inconvenientes de un sector ya inmerso en su etapa de madurez (Flavián, Martínez y Polo, 2001; Casabayó, Agell y Aguado, 2004). Adicionalmente, parece vislumbrarse que la figura del consumidor ha ido ganando peso específico en las relaciones comerciales. De esta forma, los consumidores disponen cada vezde mayores niveles de información, protección y derechos; y lo que es quizá más importante: la utilización de estos recursos por parte de los clientes es cada vez mayor a la hora de adquirir productos y contratar servicios. A pesar de todos estos elementos que hacen del sector de la distribución alimentaria un escenario complejo, las empresas líderes ejercen su poder de mercado y cuentan conun microclima estable. Es en el resto de empresas donde pueden observarse continuas creaciones, desapariciones, fusiones y absorciones. Hecho que, sin duda, refleja el clima de intensa competitividad y dinamismo existente en este sector. Con este panorama, son las grandes compañías internacionales las que ocupan los primeros puestos en cifras de negocio y número de establecimientos, si biencabe destacar que existen empresas de capital español que han crecido de forma espectacular en los últimos tiempos. En cuanto a las fórmulas comerciales, los hipermercados son el formato que ha contado en los últimos tiempos con mejores perspectivas ya que los 10 primeros grupos en cifras de ventas, entre los que se encuentran estos grandes centros, acaparan en torno al 40% de la cuota demercado total. Los supermercados, una de las fórmulas que mejor ha funcionado en España en décadas pasadas, perdió terreno con la llegada de estos grandes centros desde la década de los ochenta, si bien en los últimos años se observan claros signos de recuperación de este formato en cuanto a la cifra de ventas y al número de establecimientos (Giménez, Pérez y Sánchez 2002; Cuesta 2004). Por...
tracking img