Diversidad bajo sospecha

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 24 (6000 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA DIVERSIDAD BAJO SOSPECHA

Reflexiones sobre los discursos de la diversidad y sus implicancias educativas
Silvia Duschatzky
Carlos Skliar

Abstract.
El travestismo discursivo parece ser una marca de la época. Con la misma celeridad de los cambios
tecnológicos, los discursos sociales se arropan con nuevas palabras que se acomodan sin conflicto a las
intenciones de losenunciadores de turno.
Este artículo se pregunta en qué medida retóricas de moda, como las que reivindican el
multiculturalismo o la tolerancia, están anunciando pensamientos de. ruptura respecto de las
tradicionales formas de nominación de la alteridad.
Los autores discuten tres versiones sobre la diversidad: "el otro como fuente de todo" mal, "el otro como
sujeto pleno de un grupo cultural" y"el otro como alguien a ser tolerado" y analizan las implicancias de
cada una de ellas en el lenguaje escolar.
¿Será cierto que "todo lo sólido se desvanece en el aire"? ¿Será cierto que nuevas retóricas son nuevos
discursos, otros modos de nombrar? ¿Que por ejemplo el llamado a la tolerancia viene a quebrar una
historia construida sobre la violencia hacia el otro? ¿Que elmulticulturalismo supone un diálogo entre
las diferencias, una convivencia apacible, armónica, la desintegración de los conflictos en la cultura?
Este artículo se propone poner en suspenso ciertas retóricas sobre la diversidad y sugerir que se trata, en:
ocasiones, de palabras blandas, eufemismos que tranquilizan nuestras conciencias o levantan la ilusión
de que asistimos a profundas transformacionesculturales simplemente porque nos arropamos
con palabras de moda.
*
Investigadora del Área de Educación.Flacso, Buenos Aires.
**
Profesor del Programa de Posgraduación en Educación.Universidad do Rio Grande do Sul. Brasil. 2

La cuestión es interrogamos sobre nuestras representaciones acerca de la alteridad, los estereotipos que
nos convierten en aliados de ciertos discursos yprácticas culturales tan políticamente correctas como
sensiblemente confusas.
Cuando los medios nos recuerdan los "holocausto s", las dictaduras o interrumpen nuestra tranquilidad
hogareña con los "fantasmas" que retornan recordándonos que el nazismo o neo nazismo no terminó
con la muerte de Hitler, nos horrorizamos y porque no, activamos una memoria muchas veces
adormecida en un mundoempapado de pragmatismo. No es poca cosa. Sin embargo nos preguntamos
¿cómo es posible que los tiempos actuales alberguen sin conflicto, discursos y prácticas, en apariencia,
opuestos ?. ¿Cómo explicar que personajes como Haider convivan con la proliferación de discursos
que reivindican la diversidad?
No seríamos justos si creyésemos que el odio al extranjero es igual a la tolerancia o que laaceptación
del multiculturalismo es igual a dividir el mundo humano en culturas legítimas por un lado y bárbaras
por el otro. Pero tampoco estaríamos en lo cierto si equiparáramos el sentido de las diferencias con las
leves pluralidades, las ligeras diversidades que apenas si cuestionan la hegemonía de la normalidad.
¿Estamos en condiciones de afirmar que ciertos deslizamientos retóricosson en realidad una revuelta
del lenguaje etnocéntrico? ¿Que el llamado multiculturalista o la proclama a la tolerancia hablan de un
abandono de posiciones monológicas?
Intentaremos recorrer las distintas formas en que los discursos sobre la diversidad han tenido lugar en
el pensamiento moderno y aún posmoderno y lo haremos intentando pensar sus correlatos en el sistema
educativo.Presentamos tres formas en que la diversidad ha sido enunciada, configurando los imaginarios sociales
sobre la alteridad: "el otro como fuente de todo mal", "el otro como sujeto pleno de un grupo cultural",
"el otro como alguien a tolerar".


Versión 1. "El otro como fuente de todo mal".


¿Será demasiado contundente afirmar que el "otro como fuente de todo mal", signó el modo...
tracking img