División de poderes

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1142 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPÍTULO I INTRODUCCIÓN El artículo 49 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece uno de los principios esenciales de cualquier Estado constitucional de derecho: el de división de poderes. Su texto es el siguiente:
El Supremo Poder de la Federación se divide para su ejercicio en Legislativo, Ejecutivo y Judicial… No podrán reunirse dos o más de estos Poderes en unasola persona o corporación, ni depositarse el Legislativo en un individuo, salvo el caso de facultades extraordinarias al Ejecutivo de la Unión, conforme a lo dispuesto en el artículo 29. En ningún otro caso, salvo lo dispuesto en el segundo párrafo del artículo 131, se otorgarán facultades extraordinarias para legislar.

El principio de división de poderes, que también es una instituciónpolítica, ha estado presente desde el surgimiento del Estado constitucional y, en cierto sentido, marca su nacimiento. Esto es así porque la división de los poderes es un mecanismo fundamental para proteger las libertades individuales que caracterizan al Estado constitucional. Si los poderes no se encuentran divididos, las libertades peligran, y sin éstas no es posible hablar de la existencia de unEstado constitucional de derecho en términos modernos. En el artículo 16 de la declaración francesa de 1789 quedaría plasmado el significado de esta concepción transformadora: “Toda sociedad en la cual la garantía de los derechos no está asegurada ni la separación de poderes establecida, no tiene Constitución”.
3

4

DIVISIÓN DE PODERES Y RÉGIMEN PRESIDENCIAL EN MÉXICO

A partir de entonces el“contenido mínimo” de la “Constitución” del Estado constitucional estará caracterizado por estos dos elementos: a) la protección de los derechos naturales (en un principio, entendidos solamente como derechos de libertad), y b) la separación de los poderes.1 Como apunta Roberto L. Blanco Valdés, el artículo 16 es mucho más que la simple constatación del principio de división de poderes: “es unaafirmación solemne de la consustancialidad entre la Constitución y la defensa de la libertad y de la indisponibilidad de esa defensa —y de la protección de la Constitución misma como orden de derechos— si los poderes que nacen con la Revolución se concentran en unas mismas manos y no permanecen separados”.2 Lo cual, conviene agregar, supondría (como posteriormente, en efecto supuso) un regresoinmediato a la tiranía que se quería abandonar. También para la revolución constitucional americana quedó clara la importancia de la división de poderes, plasmada con claridad y de forma ejemplar en la Constitución de los Estados Unidos de 1787.3 En las célebres páginas del número 51 de El Federalista, destinadas, como el resto de la obra, a defender y explicar al pueblo dicha Constitución,Hamilton, Jay y Madison habían escrito sobre la importancia de que cada uno de los departamentos gubernamentales tuviera la menor injerencia posible sobre el nombramiento de los integrantes de los demás departamentos. La separación entre ellos no se limitaba al nombramiento, sino que debía abarcar a “los emolumentos” que percibiría cada funcionario público. La idea general, cercana al pensamiento deMontesquieu como lo veremos
1 En este sentido, Tomás y Valiente, F., “Constitución”, en Díaz, Elías y Ruiz Miguel, Alfonso (eds.), Enciclopedia Iberoamericana de Filosofía. Filosofía política II. Teoría del Estado, Madrid, Trotta-CSIC, 1996, p. 49. 2 Blanco Valdés, R., “La configuración del concepto de Constitución en las experiencias revolucionarias francesa y norteamericana”, en Carbonell, Miguel(comp.), Teoría constitucional y derechos fundamentales, México, CNDH, 2002, p. 21. 3 Reed Amar, Akhil, America’s Constitution. A Biography, Nueva York, Random House, 2005.

INTRODUCCIÓN

5

en el siguiente capítulo, es que “La ambición debe ponerse en juego para contrarrestar a la ambición”, para lo cual resulta necesario obligar al gobierno a que “se regule a sí mismo”. Desde la doble...
tracking img