Dnu 2010

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 33 (8177 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL NUEVO FALLO DE LA C.S.J.N.
 
LA DIVISION DE PODERES Y EL CONTROL CONSTITUCIONAL: A PROPOSITO DE LA NUEVA JURISPRUDENCIA SOBRE LA VALIDEZ DE LOS DECRETOS DE NECESIDAD Y URGENCIA
1.- INTRODUCCION- LOS POSTULADOS CONSTITUCIONALES:
Es indispensable para todos y especialmente para los representantes del pueblo, funcionarios y legisladores, la lectura de la constitución y tan importante comoello, regresar periódicamente a su texto.
Repasar su contenido, nos permite conocer la finalidad de la división de poderes, sus mecanismos de control reciproco de las funciones de cada uno de los órganos del Estado, para garantizar el derecho de libertad de sus habitantes y evitar obstáculos para su ejercicio.
Especialmente se impone la lectura del artículo 29 de la Constitución Nacional, quedescribe esta finalidad en una norma jurídica, al disponer: “El Congreso no puede conceder al Ejecutivo nacional, ni las Legislaturas provinciales a los gobernadores de provincia, facultades extraordinarias, ni la suma del poder público, ni otorgarles sumisiones o supremacías por las que la vida, el honor o las fortunas de los argentinos queden a merced de gobiernos o persona alguna. Actos de estanaturaleza llevan consigo una nulidad insanable, y sujetarán a los que los formulen, consientan o firmen, a la responsabilidad y pena de los infames traidores a la patria”.
El análisis sobre la validez y vigencia de los decretos de necesidad y urgencia tiene una íntima y necesaria conexión con las atribuciones y limites del Poder Ejecutivo y la forma y modo en que se han ejercido en los últimos años;los desesperados intentos de algunos legisladores de controlar su dictado frente a la complicidad y omisión de la mayoría del cuerpo y finalmente, la ambivalente actitud del Poder Judicial que ha transitado desde su permisividad más absoluta, luego, la exigencia de determinados requerimientos para su legitimación hasta el adecuado y razonable control que le impone la constitución, en el fallo quehoy comentamos.
Es opinable el alcance del control legislativo antes de la reforma constitucional de 1994; pero es llamativo que se mantenga la discrecionalidad del Poder Ejecutivo frente a la literalidad de su artículo 99.3, el cual, a la par que le reconoce al Presidente de la Nación atribuciones para participar de la formación de las leyes, indica que debe ejecutar dicha facultad “con arregloa la constitución”.
Participar en la formación de las leyes implica, en consecuencia, remitir sus iniciativas al Congreso para su debate, aprobación, rechazo o modificación de su contenido con arreglo al texto constitucional, promulgar y hacer publicar las respectiva sanción.
Expresamente, para que no existan dudas al respecto, la citada norma indica que :”El Poder Ejecutivo no podrá en ningúncaso bajo pena de nulidad absoluta e insanable, emitir disposiciones de carácter legislativo”.
La interpretación literal se impone y no deja margen de duda: No puede. Y de emitirlas, se tendrán como “no validas”, como que “nunca han existido..”. Ese es el alcance de la frase “nulidad absoluta e insanablemente nula”.
Tampoco esta habilitado para ejercer funciones judiciales, arrogarse elconocimiento de causas pendientes o restablecer las fenecidas ( artículo 109 de la Constitución Nacional).
Las normas que hemos transcripto asegura una especial y estricta división de funciones.
Sin embargo, mientras ese postulado parece cumplirse entre los Poderes Judicial y Ejecutivo al punto tal que le prohíbe a éste expresamente dictar decretos de necesidad y urgencia en materia penal o impide elejercicio de funciones jurisdiccionales para conservar la vigencia de la garantía del juez natural, asegurando la defensa de la persona y el patrimonio ante jueces independientes, incluso, por delegación del Congreso, no aparece tan nítido en la relación con el Poder Legislativo.
Efectivamente: En el sistema de la división de poderes adoptado en la Constitución, le cabe al presidente de la Nación...
tracking img