Doña flor y sus dos maridos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (859 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Imaginamos al realismo mágico, relacionado a la narrativa que encontramos en los países americanos de habla hispana; también en Brasil se encontrarán muestras de él, aunque mas no fuere porproximidad geográfica. En Brasil se ha d ado el realismo mágico de forma tan importante como entre sus vecinos, con la valiosísima cualidad añadida de que el erotismo innato sumado al carácter carioca recorreestas fábulas de principio a fin.. A no dudarlo, el mejor exponente de todo ello resultó ser Jorge Amado (Bahía, 1912-2001), uno de los más grandes escritores brasileños del siglo XX, quien además deser periodista y narrador desplegó a lo largo de su vida una importante actividad política, a causa de la cual debió ser protagonista de varios exilios, primero en Argentina y Uruguay y luego enFrancia –de donde también terminó siendo expulsado-, y hoy a casi diez años de su desaparición es uno de los escritores más admirados de su país. Una de sus novelas más conocidas, Doña Flora y sus dosmaridos, cuenta, con gran sentido del humor, el recorrido que transita una mujer desde el más recatado pudor hasta el placer sexual mas directo, a la vez que ingenuo. .Doña Flora, directora de una célebreescuela de cocina de Bahía, se ha casado dos veces. La primera con Vadinho, un mujeriego recalcitrante, famoso en todos los bares y burdeles de la ciudad y excepcional y voraz amante. Al morir éste,a causa de sus excesos, su esposa decide casarse nuevamente Teodoro, su segundo marido, es la antítesis del primero Farmacéutico de profesiòn, cuarentón, disciplinado, austero y decoroso, siempre sepreocupó por llevar una vida impecable. Al cumplirse el primer año de convivencia con Teodoro, y para zozobra de doña Flora, el travieso espíritu del encantador Vadinho reapareció con la mismaexaltación sexual de antaño. La matrona se verá ante el dilema de elegir entre resistir los impetuosos apetitos de su primer marido y mantenerse fiel al segundo o consentirlos; finalmente, él también era su...
tracking img