Docente

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3709 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNIVERSIDAD DE PIURA
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN
MAESTRIA EN TEORIA Y PRÁCTICA EN EDUCACIÓN

EDUCACIÓN EN VALORES

TRABAJO Nº 02

MARÍA MAGDALENA JIMÉNEZ LÓPEZ

PIURA AGOSTO 2009

Los valores en el siglo XXI
A finales del siglo XX comenzó a manifestarse una preocupación mundial por el comportamiento del ser humano. Algunas de las causas señaladas son la pérdida de la conciencia social,el descuido de la educación de las nuevas generaciones, y la pérdida de valores y el respeto social e individual.
En el mundo actual tecnificado, masificado, el hombre ha pasado a convertirse en una pieza más del gran engranaje. La individualidad se ve sumergida en las masas, nos hemos convertido en marionetas, y lo peor es que desconocemos quien nos maneja y no nos importa saber quién lo hace. Enla sociedad en que la vivimos consideramos a la mass media como el único camino para encontrar la verdad, pensamos que es la llave maestra porque nos abre el paso al conocimiento de aquello que sucede a nuestro alrededor, pero en lugar de ofrecernos una imagen nítida de los hechos o ayudarnos a despertar nuestro espíritu crítico ante tantas injusticias, ha conseguido adormecernos y transformarnosen seres pasivos. Las continuas noticias que recibimos a través de la TV o de los periódicos se han convertido en algo usual en las sobremesas, ya no nos alarmamos ante ellas, nos son muy lejanas - no conozco las víctimas del asalto o del atentado y por lo tanto para qué afligirme - y a qué se debe esta pasividad. Quizás la distancia espacio – temporal será la máxima responsable de esta falta desensibilidad, y, a consecuencia de la técnica hemos logrado que esa distancia pase a ser un factor determinante de nuestras modernas guerras. Hoy ya no hablamos de campos de batalla en el que sólo los guerreros, en un primer momento, y posteriormente, los soldados debían enfrentarse cuerpo a cuerpo, combatirse con el rostro del otro y ver en él un igual; hoy ese campo de batalla se extiende a todoel mundo, todos somos soldados y, por ello, todos somos participes de la guerra.
Nuestra aliada la razón, la cual nos prometió muchos logros en épocas pasadas, nos ha abandonado, se ha olvidado de lo que realmente somos y nos ha conducido a un mundo que ya nos pertenece. El triunfo de la técnica ha alcanzado su máximo grado que nos ha convertido en esclavos de nuestra creación. Es ella realmentela que domina el mundo, no nosotros. Esas promesas que por un momento creímos posible, se han visto remitidas a una guerra globalizada y por dos motivos que no lograron ver los hombres ilustrados, en primer lugar porque las luces de los hombres no son simultaneas a las luces de la técnica, y, en segundo lugar, porque el hombre no se caracteriza sólo por ser racional sino por ser sentimental y esteámbito es irreductible a la razón, y hoy nos damos cuenta que el acoso del dolor es ineludible. Con la Ilustración lo que sobrevino realmente fue un oscurecimiento del mundo y un progreso regresivo, pues ésta olvidaba la parte más humana del hombre. Ahora ya no es la razón con la que tratamos de evadir el dolor, sino el carácter instrumental al que hemos reducido el propio cuerpo. Junto con elloha aparecido una segunda conciencia (Jünger) que se caracteriza por reducir al hombre en un objeto, situándolo esta vez fuera de la esfera del dolor. El dolor es inherente al hombre, y por lo tanto no puede evitarlo, lo que hoy ha cambiado es la forma de relacionarnos con él. De esta manera vemos que no todas nuestras facultades tienen la misma capacidad de desarrollo, pues, nuestros sentimientosde dolor o de peligro permanecen inalterables, nuestra capacidad racional no ha dirigido a un mundo inhumano. Un mundo en el que el nihilismo ha entrado en todos y cada uno de nuestros hogares, un mundo que cuando piensa en el futuro se ve despojado de toda huella de optimismo, un mundo en el que el hombre ha perdido toda identidad moral y es capaz de matar sin sentirse por ello responsable, en...
tracking img