Doctrina de la iglesia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1172 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
PACEM IN TERRIS

ENCICLICA PACEM IN TERRIS (Signos de los tiempos y hechos históricos más importantes)
Resumen encíclica
Primera parte
En la Encíclica, el Papa Juan XXIII, hace referencia a los derechos humanos, considerando básicamente que todo ser humano es ante todo una PERSONA, es decir un ser dotado de inteligencia y libertad y por esta misma razón, tiene derechos y deberes que al seruniversales e inviolables, son absolutamente inalienables.
Al mismo tiempo, el Papa Juan XXIII, expresa que las personas tienen derecho no solo a la libre iniciativa en el campo económico, sino al trabajo y a la retribución del mismo con criterios de justicia y equidad (Art. 23)(*).
Dentro de los derechos políticos que se mencionan en la encíclica, encontramos que el derecho fundamental de lapersona humana es también la defensa jurídica de sus propios derechos: defensa eficaz, imparcial y regida por los principios objetivos de la justicia.
Segunda parte
La segunda parte (RELACIÓNES ENTRE LOS HOMBRES Y LOS PODERES PÚBLICOS), nos dice que no puede existir una convivencia ordenada sin que haya una autoridad. Ésta debe mandar según la razón, y está postulada por el orden moral y deriva deDios. Esto no quiere decir que los hombres no tengan libertad de elegir las personas que gobernaran así como determinar las formas de gobierno y los métodos según los cuales se ha de ejercitar. En esta parte se desarrolla el tema actual de las relaciones políticas dentro de los estados. Se trata de buscar el bien común para todas las personas dando apertura a fórmulas democráticas de organizacióndel estado, pero siempre dentro del orden moral querido por Dios.
Tercera Parte
La tercera parte, de importancia capital, aborda las relaciones internacionales. Postula clara y decididamente la necesidad de una autoridad política mundial, sobre la base de la igualdad entre los estados soberanos. Sostiene con fundamento que las relaciones internacionales deben regirse por la verdad, la justicia,la libertad y el amor. En esta parte se abordan también algunas cuestiones de gran actualidad internacional: minorías étnicas, exiliados políticos, carrera de armamentos y desarme.

La posición de la encíclica -luego confirmada por el Concilio Vaticano II y actualizada por los papas de la primera mitad del siglo XX- es que la guerra ha dejado de ser un medio apto para resolver las violacionesdel derecho en el ámbito internacional y de los conflictos que pueden surgir entre pueblos y naciones. Propugna asimismo un desarme simultáneo y arbitrado, con medidas de control mutuas y eficaces. Y por supuesto considera ilícito el uso del armamento atómico.
Cuarta Parte
Esta parte trata con sentido positivo del ordenamiento de las relaciones internacionales, sobre la base del reconocimiento dela interdependencia real entre los pueblos, reiterando la exigencia de una autoridad mundial, mediante un acuerdo entre los estados en pie de igualdad, que funcione con arreglo al principio de subsidiaridad, el cual exige el respeto de la competencia propia de la autoridad de cada estado. En esta parte se hace una expresiva alusión a la ONU y a la Declaración Universal de los Derechos del Hombre.Contexto histórico-político.
Los años sesenta fueron una época de crucial importancia en la Historia del mundo, que han tenido una influencia larga y profunda en su evolución. Fue una transformación y permeabilización de la sociedad que la cambió de forma sustancial en sus comportamientos en un plazo corto de tiempo.
El mundo estaba dividido entre el capitalismo y el comunismo y esto haciaentre otras cosas que el hombre estuviera lleno de odio y de fanatismo a los ideales que aparecieron.
En todo el mundo se sintió a comienzos de los sesenta una especie de nueva capacidad de enfrentarse con la realidad derivada de la ruptura con el inmediato pasado.
En los primeros cinco años de este período, el régimen implantado en Cuba por Fidel Castro y el Che Guevara, orientó la política de...
tracking img