Doctrina social de la iglesia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 21 (5050 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
INTRODUCCIÓN
La Doctrina Social de la Iglesia es también conocida como, Doctrina Social Cristiana y la podemos definir como un conjunto de normas y principios referentes a la realidad social, política y económica de la humanidad, basado en el Evangelio y en el Magisterio de la Iglesia Católica. Esta misma expresión, “doctrina social” fue usada por el primera vez por Pío XI en su encíclicaQuadragesimo anno, y se desarrolló en el siglo XIX cuando se produce el encuentro entre el evangelio y la sociedad industrial moderna, sus nuevas estructuras para producción de bienes de consumo, su nueva concepción de la sociedad, del Estado y de la autoridad, sus nuevas formas de trabajo y de propiedad.
Este trabajo práctico contiene una serie de semejanza y diferencias entre la manera en queaparecen aplicados los fundamentos de la Doctrina Social de la Iglesia, según aparecen en la primera parte del compendio, con respecto a la forma en que se identifican dichos fundamentos en las otras partes del mismo. El material que se podrá utilizar en la comparación es el Manual del Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, y se podrá hacer uso de otros autores que traten y que respalden estostemas.

DESARROLLO

Haciendo un lectura y análisis del Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia podemos encontrar algunas semejanzas entre la primera y segunda parte del Compendio.
Una de ellas, es en lo que respecta a las tareas de la comunidad política;
“La responsabilidad de edificar el bien común compete, además de las personas particulares, también al Estado, porque el bien común esla razón de ser de la autoridad política”.[1]
El Estado debe garantizar cohesión, unidad y organización a la sociedad civil de la que es expresión, de modo que se pueda lograr el bien común con la contribución de todos los ciudadanos.
El fin de la vida social es el bien común históricamente realizable.[2]
Para asegurarse el bien común, el gobierno de cada país tiene la tarea de armonizar conjusticia los intereses sectoriales. Es por eso que una correcta conciliación de los bienes particulares de grupos y de individuos es una de las funciones más delicadas del poder público.
En un Estado democrático, en el que las decisiones se toman ordinariamente por mayoría entre representantes de la voluntad popular, aquellos a quienes compete la responsabilidad de gobierno están obligados afomentar el bien común del país, no sólo según las orientaciones de la mayoría, sino en la perspectiva del bien efectivo de todos los miembros de la comunidad civil. (116)
En la segunda parte del Compendio, trata el tema de la comunidad política pero desde un aspecto más bíblico.
Nos muestra como el pueblo de Israel, en la etapa principal de su historia, sin la presencia de ningún rey reconoce soloel señorío de Yahvéh y como mas adelante Dios interviene en la historia a través de hombres carismáticos.
El prototipo de rey elegido por Yahvéh es David, cuya condición humilde es subrayada con satisfacción por la narración del texto bíblico.
En las primeras comunidades cristianas vemos que la sumisión no es pasiva sino por razones de conciencia, responde al orden establecido por Dios.[3]Mientras que Pedro exhorta a los cristianos a permanecer sometidos a causa del Señor, a toda institución humana, el Apóstol Pablo exhorta para orar por los gobernantes durante las persecuciones y señala explícitamente lo que debe garantizar la autoridad política, que es una vida pacifica y tranquila.
Finalmente vemos que la persona humana es el fundamento y el fin de la convivencia política.[4] Esdecir, el hombre es responsable de sus propias decisiones y capaz de perseguir proyectos que dan sentido a su propia vida. La comunidad política deriva de la naturaleza de las personas, cuya conciencia descubre y manda observar estrictamente.
Algo que caracteriza en primer lugar a un pueblo, es el hecho de compartir la vida y los valores, fuente de comunión espiritual y moral.
Otra semejanza que...
tracking img