Doctrinas sociales y el derecho del trabajo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4203 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LAS DOCTRINAS SOCIALES Y EL DERECHO DEL TRABAJO

EL SOCIALISMO UTOPICO

El socialismo del siglo pasado tuvo un doble origen: De una parte, el materialismo francés anterior a la revolución y, de otra, las doctrinas económicas de Malthus y Ricardo, quienes, si en algunos aspectos continuaron la economía clásica, señalaron en otros una nueva orientación. Este socialismo primitivo, llamado porMarx y Engels Socialismo Utópico, tuvo gran influencia en la evolución del derecho del trabajo.

Los escritores que formaron en esta tendencia se dieron cuenta de los defectos del régimen capitalista, de la injusticia de la propiedad privada y de la necesidad de una reforma social; muchas de sus ideas fueron recogidas por Marx y Engels y entraron así en el patrimonio socialista’ pero sufrieron, enconjunto, dos graves errores. Consistió el primero en creer que era posible convencer a la burguesía para que, voluntariamente, efectuara la reforma, con brillantes excepciones, como Saint-Simmon, quien esbozo una teoría bastante completa de la lucha de clases, y Blanqui, quien ideo planes fantásticos que poco se diferenciaban de las viejas utopías de Tomas Moro y Tomaso Campanella. Sombart creeque el socialismo utópico pertenece todavía a la manera de pensar del siglo XVIII y que su fundamentación filosófica bien poco difiere de la de Rousseau; le denomina el maestro alemán socialismo racionalista.

Lo que es indudable es que estos socialistas fueron los iniciadores del derecho del trabajo. Al nombre de Roberto Owen va unida la formación de los primeros Trade-Unions en Inglaterra y elmismo fue, en buena parte, el inspirador de los reglamentos de fábrica; los métodos de trabajo en su establecimiento de New Lanark son los precursores de la política de Ford. A Fourier, entre otros, corresponde el merito de haber sugerido el principio del derecho a trabajar y el establecimiento de los talleres nacionales de Francia, que, si bien no dieron resultado, si constituyeron un intento dereforma.

La critica del socialismo utópico al derecho de propiedad y a la explotación de que el proletariado, mujeres y niños, era victima, sirvió, fundamentalmente, para despertar la conciencia de la burguesía e inducirla a un trato mas humano de los obreros.

EL INTERVENCIONISMO DEL ESTADO

Con el nombre de Intervencionismo de Estado designamos todas aquellas doctrinas que rechazan losprincipios del Individualismo y liberalismo y afirman que toca al Estado intervenir en formas diversas en el fenómeno económico.

La primera forma del intervencionismo de Estado fue una reacción contra la política librecambista de Inglaterra y fue mas tarde cuando, además de ese aspecto, se practico la intervención del Estado en beneficio del proletariado. El intervencionismo de Estado se perfilocomo una defensa de las clases sociales; pero esta defensa respondía a las características del tiempo de Bismarck y si bien comprendía a las dos clases, se ejerció teniendo en cuenta que la grandeza del país exigía la prosperidad de la clase patronal; por ello se negó la existencia del proletariado como clase.

LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA CATOLICA

La doctrina social de la IglesiaCatólica tiene una extraordinaria tradición, pues independientemente del valor moral de la enseñanza de Cristo, sus pensadores han abordado las distintas cuestiones sociales en diversas épocas de la historia: La Patrística, culminando con San Agustín y San Gregorio Magno y la Escolástica, Santo Tomas, Francisco de Vitoria, Domingo de Soto, Francisco Suárez, para no citar sino algunos nombresprincipalísimos, expusieron una doctrina en la que siempre se entraran valiosas enseñanzas. El fundamento contemporáneo de la doctrina se encuentra en la Encíclica del Papa León XIII, dada en Roma el 15 de mayo de 1891, con el nombre de FERUM Novarum. Cuarenta años después, el 15 de mayo de 1931, expidió el Papa Pío XI la Encíclica Quadragessimo Anno, cuya finalidad fue aclarar las dudas surgidas en la...
tracking img