Dominamos la globalización o ella nos domina.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1226 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Dominamos la Globalización o ella nos domina.
Seudónimo: ASOLOTSIELF.

Nivel I /EGB

La realidad globalizadora del mundo nos ha llevado a reflexionar sobre aquellas pequeñas cosas que hemos perdido como seres individuales, en un mundo que tiende a generalizar los conflictos perdiendo de vista los más profundos valores de la humanidad que suelen ser disparadores de discusiones referentes ala relación entre personas en una sociedad pluralista[1] ¿Acaso no puede un individuo fortalecer su identidad dentro de este discurso globalizado que pareciera olvidar los valores más humanos de las personas?¿Acaso la generosidad y la desmaterialización de nuestra propia existencia son incompatibles a la sociedad que nos toca?

Para comenzar con el tema deberíamos definir el concepto“conflicto”. En el diccionario se lo define como: lucha, oposición, diferencia, discusión, peligro o situación en la que se busca como objetivo cambiar los ideales de otra persona.

Es claro que nuestra sociedad transita por varios conflictos como la hambruna, las guerrillas, sobrepoblación, racismo, desigualdad, inseguridad, etc. No deberíamos naturalizar ninguno de estos conflictos pensando en el supuestode que todo está dicho, dando por sentado que no nos queda nada por resolver, suponiendo que somos ajenos a la sociedad que nos imponen. Si las generaciones más jóvenes lográramos comprometernos al cambio, todo aquello que no es bueno y generador de tantos conflictos, se podría transformar, esto último, en buena convivencia y sería un cambio que necesita la humanidad, que necesitamos comoindividuos pero que sobre todo favorece al desarrollo de la persona como tal. Nos referimos a la cotidianeidad, a recuperar valores, reforzar la espiritualidad, el buen trato, la educación y el respeto por el otro.

Rousseau reconoce que cada persona de hecho tiene sus propios intereses y su propia voluntad, que no necesariamente coincidirán con el interés general: “Cada individuo puede tener unavoluntad particular contraria o diferente de la voluntad general que tiene como ciudadano. Su interés particular puede ser muy opuesto al interés común, su existencia aislada y naturalmente independiente puede hacerle mirar lo que debe a la causa publica como contribución gratuita…”[2].

La globalización nos trae las noticias al minuto de haber ocurrido, y por grave que sea, a pocos días surgeotra que desplaza la anterior, subestimando nuestra capacidad de interpretar la realidad. La comunicación nos atrapa y la cibernética nos esclaviza. Priorizamos estas formas de información en nuestra distribución del tiempo. Quitando valor al encuentro con otros, quitando espacio al dialogo y a la discusión de los temas que nos interesen, pasando por alto las distintas perspectivas que nos encierranen una mirada unilateral de las problemáticas actuales, y a todo esto lo suponemos beneficioso porque es eco del progreso tecnológico.

En este sentido nos hacemos eco de Giovanni Sartori cuando en su libro “Homo Videns” nos dice: “Damos por descontado que todo progreso tecnológico es, por definición, un progreso. Sí y no. Depende de qué entendamos por progreso. Por sí mismo, progresar es sólo«ir hacia delante» y esto comporta un crecimiento. Y no está claro que este aumento tenga que ser positivo. También de un tumor podemos decir que crece, y en este caso lo que aumenta es un mal, una enfermedad. En numerosos contextos, pues, la noción de progreso es neutra. Pero con respecto a la progresión de la historia, la noción de progreso es positiva. Para la Ilustración, y aún hoy paranosotros, progreso significa un crecimiento de la civilización, un avance hacia algo mejor, es decir, una mejoría. Y cuando la televisión se define como un progreso, se sobreentiende que se trata de un crecimiento «bueno».”[3]

“La globalización agiganta la brecha entre géneros. A las desigualdades sociales se acumulan las desigualdades de género y a la inversa (…) La discriminación no se...
tracking img