Don juan tenorio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2756 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
DON JUAN
De
Gonzalo Torrente Ballester

RESUMEN
El narrador comienza hablando de Paris, de sus lugares más bonitos y de las librerías religiosas de San Sulpicio. Allí conoce a un hombre italiano, Leporello. En Paris tiene un amigo sacerdote, que un día lo lleva a la trastienda de una librería protestante a una charla. Allí habla por primera vez con Leporello y después de la conversaciónpiensa que es un farsante, ya que ha dicho que estudio con maestros muy antiguos.
Días después se vuelve a cruzar con Leporello, que lo invitó a conocer a su amo, del que no podía decir su nombre. Fue en el bar donde escucho por primera vez el nombre de Leporello, que rápidamente asoció a Don Juan Tenorio. A l pensar que lo estaban vacilando se fue en busca del sacerdote a contárselo.
A la mañanasiguiente Leporello fue a buscarlo a la habitación del hotel para que le acompañara a conocer a su amo. A pesar de negarse le acompañó. Una vez allí Leporello le contó que su amo era Don Juan, aunque el narrador nunca se lo creyó.
Se fue a un restaurante, donde había quedado con el sacerdote. Más tarde Leporello llamó a su hotel para quedar en un bar. Una vez allí Marianne avisó de la llamada deuna mujer. Leporello, nervioso, dijo que su amo podría estar en peligro porque le había disparado Sonja (una amante de don Juan). Mientras Marianne iba a casa de don Juan a avisar al médico, el criado y el narrador fueron en busca de don Juan a su nidito de amor. Cuando llegaron estaba tendido en el suelo sangrando por un disparo. Ante el asombro del narrador, Leporello no tenía prisa ensocorrerlo, ya que decía que no podría morir porque tenía más de trescientos años.
Mientras Leporello llevó a su amo a su casa donde estaba el médico, el narrador se quedó curioseando el picadero de don Juan, invadiéndose de sensaciones muy extrañas. Más tarde Leporello le había contado que le había disparado Sonja porque su amo era impotente y le entrego un paquete que contenía la pistola y un pañuelopara entregar a la muchacha.
Invadido por el miedo fue a casa de Sonja, donde hablaron durante mucho rato y ésta le contó la historia que había vivido con don Juan (sin saber si quiera su nombre) y que le disparó al sentirse burlada. Después Sonja le dijo que no quería volver a verlo y él, antes de marchar el reveló el nombre de su amado. Sonja corrió tras él pero fue inútil.
Al día siguienteLeporello lo esperaba para regañarle por haber revelado el hombre de su amo. Le dijo que tenía que haber conseguido a Sonja y no lo hizo y que lo volviera a intentar. Luego fueron a comer mientras Leporello le contaba cómo conoció a don Juan. Le contó “la historia del Garbanzo Negro”. Garbanzo Negro era un espíritu del diablo que poseía cuerpos. Estaba metido dentro del cuerpo de un fraile, Welcek,que residía en Salamanca y tenía una úlcera gástrica. El propósito era esperar que el padre Téllez, profesor de Salamanca, muriera. Por mandato de otro espíritu del diablo (Polilla), Garbanzo Negro debía abandonar el cuerpo del fraile para meterse en el del criado de un joven rico (Leporello y don Juan). Antes de abandonar el cuerpo del fraile montó un escándalo en el prostíbulo de Celestina, quiendespués dio parte de lo ocurrido a la Santa Inquisición.
Ya dentro de Leporello conoció a don Juan, hijo de Pedro Tenorio, un respetadísimo hombre en Sevilla. Ese mismo día, jesuitas informaron de la muerte de Pedro Tenorio a su hijo y lo convencían para entrar en el sacerdocio, pero don Juan no estaba convencido.
Una vez terminada la historia estuvieron discutiendo un rato. Más tarde elnarrador había quedado con Sonja, fueron al picadero de don Juan y allí tuvieron una extraña sensación, que les hizo pensar que se habían burlado de ella. Aún así, Sonja estaba enamorada y quiso ir a la casa de su amado, pero no encontraron ni la casa ni a ellos. Era todo muy extraño, el café de Marianne también estaba cerrado y fueron a cenar a un restaurante, donde siguieron hablando de don Juan y de...
tracking img