Don quijote cap xxiii

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (813 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
A las 4 de la tarde, un día sin mucho sol don Quijote cuenta a sus dos oyentes lo que vio en Montesinos:

-Cuando yo iba caminando sin destino alguno, cansado y triste, me encontré con una cuevacon tal tamaño como para que puedan entrar un gran carro con sus mulas. Fue así que decidí adentrarme en ella para descansar un poco.
Ya dentro de ella, en un estado de pensamiento y confusión, sindarme cuenta ni procurarlo llegué a un sueño profundísimo y luego desperté en el más bello prado que la imaginación humana pudiera percibir.
Me aseguré que no dormía, y todos mis sentidos coincidían enque era yo el que estaba ahí.
Pude ver un palacio, con paredes de cristal del que se le abrieron dos puertas y que de ellas salía un anciano vestido con una capucha de paño morado, la cual searrastraba por el suelo. Entre tantos rasgos físicos sobresalia una barba canosísima que le pasaba la cintura.
No llevaba ningún arma, solo un rosario.
Al acercarse a mi, me abrazo estrechamente y me dijo:“- Hacía mucho tiempo Caballero Don Quijote de la Mancha que los que habitamos este lugar esperamos verte, para que des noticia al mundo de lo que esconde esta cueva, llamada cueva de Montesinos:Esta hazaña solo podia ser hecha por ti. Ven que te mostraré las maravillas de este alcázar, yo soy el mismo Montesinos y la cueva lleva su nombre por mi.”
Al enterarme que él era Montesinos si eraverdad lo que en el mundo de arriba se contaba y el afirmó que todo era cierto, salvo en que no fue con una daga (ni pequeña ni grande) sino con un puñal punzante.

-Debía ser el puñal de Ramon deHoces, el sevillano – Dijo Sancho.

A lo que don Quijote respondió – No sé, porque Ramon de Hoces fue ayer y lo de Roncesvalles hace muchos años; igual este dato no es de importancia porque no altera laverdad.

Asi es –Respondio el primo- prosiga que lo escuchare con mucho gusto señor don Quijote.

- El honorable Montesinos me metio en el cristalino palacio, donde en una sala baja, fresquisima...
tracking img