Don quijote. la locura como trampa literaria

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1349 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 1 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL QUIJOTE
LA LOCURA COMO TRAMPA LITERARIA

A 400 años de la primera edición del “Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha”, las personas ordinarias y normales nos seguimos preguntando con cierto coraje, por que esta obra goza de tal fama. No lo sabemos, porque no obstante lo que se diga, su lectura y el conocimiento medianamente profundo de la misma es casi inexistente, de tal manera quela afirmación de que la mayoría de nosotros conoce al Quijote, no pasa de ser un mito cultural, una mentir disfrazada.

En esencia, Cervantes afirmó que su primera intención al escribir “El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha” era mostrar a los lectores de la época los disparates de las novelas de caballerías. En efecto, el Quijote ridiculiza las novelas de caballería; pero sus historiasencierran mucho más que una actitud irónica contra estos los libros. Por su riqueza y complejidad, admite muchos niveles de lectura, e interpretaciones tan diversas como considerarla una obra de humor, una burla del idealismo humano, una destilación de amarga ironía, un manual para la libertad o muchos significados más, dependiendo de la capacidad lectora de quien se atreva a leerla.

En el puntodel humor recuerdo una anécdota sucedida precisamente entre maestros, y en el aula donde alguna vez estudiamos la maestría. Cuando el maestro (uno que ustedes conocen por cierto) nos pidió que compartiéremos con nuestros compañeros la primera imagen que nos evocara el libro del Quijote, un compañero escritor, respondió ácidamente que el Quijote de la Mancha y Sancho Panza, le recordaban a Virutay Capulina.

La reacción del grupo ante este comentario es fácil de imaginar, todos reímos ante un comentario inesperado, pero desde mi punto de vista, perspicaz. Después de silencio impuesto por el humor del catedrático por haber escuchado aquello que le pareció una ofensa, la discusión que se generó dejó más enseñanza que los conceptos especializados del profesor. Entre otros, la extrañezaque produce el hecho de saber, que si este es un libro divertido, irónico, burlón y lleno de humor, porqué ha terminado por convertirse en el mejor texto asusta lectores del ámbito escolar, porque si bien es cierto que “El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha”, como ya lo mencionamos anteriormente admite leerse de muchas maneras, para muchos, se considera pecado abordarlo como un simplelibro de historias chistosa y al margen de toda esa información que termina por sepultar el deleite por a lectura misma.

Entonces es necesario reconsiderar la forma en que se aborda este libro para acercarse a él como lo que es, un simple libro de aventuras donde las costumbres y los valores se entretejen de tal manera que sin necesidad de enunciarlo se convierte en un texto didáctico.

PorqueSancho el Gordo, representa la ambición, el pragmatismo y el apego a los valores materiales, mientras que don Quijote, el Flaco, representa el ideal, la locura de creer que el mundo puede ser justo. Don Quijote y Sancho son entonces dos personalidades opuestas pero integradas, complementos del rostros que todos poseen, el bien y el mal, la sombra y la luz, el oportunismo y la humildad, lo terrenalfrente al espíritu.

Sin embargo la pureza del espíritu que exige el noble caballero a Sancho Panza, no puede existir más que en la ingenuidad de la ignorancia o bien en el desacato de la locura. Chifladura del caballero andante que atesora un razonamiento profundo que se adentra en lo filosófico: la lealtad, el amor, la justicia, son las constantes de una sociedad en crisis que llega hastanuestros tiempos.

Será por sutileza artística, por miedo a decir lo pensamos, o una forma para engañar a la crítica , lo cierto es que la literatura recurre a estos personajes, que como el Quijote padecen esa locura ingenua que nos produce cierta compasión, lástima que se transforma en comprensión y que termina por ganarse nuestra simpatía, una devoción como aquella que produce el personaje...
tracking img