Dona rosita la soltera

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3059 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
MUJER Y CONTEXTO SOCIO-ECONÓMICO
EN DOÑA ROSITA LA SOLTERA Y YERMA

a) El ideal de la domesticidad: el “ángel del hogar” (relaciones genéricas: hombres y mujeres)

→ Las dos obras ponen de manifiesto y recuerdan las representaciones arquetípicas de la fémina, heredadas del siglo XIX y de la época romántica. Estas representaciones arquetípicas vehiculaban un discurso, conocidocomo el discurso (o ideal) de la domesticidad que, si bien se remontaba a épocas y siglos anteriores al ochocientos, fue dinamizado y actualizado a lo largo de dicha centuria. Rosita, Yerma, y otros personajes femeninos de las obras no se libran de ciertos arquetipos que recuerdan cuál era la misión de la mujer, y cómo se definía su horizonte. Para decirlo de otra manera, el culto a la maternidadconstituía el máximo horizonte de realización femenina, y la felicidad de las mujeres y su realización como personas se efectuaban en la esfera doméstica.

→ El tópico de la mujer concebida como “Ángel del hogar”, como “ángel hogareño”, es un tópico internacional, que encontramos en Inglaterra, en la poesía, por ejemplo de Coventry Patmore (The Angel in the House). Otro poeta inglés, AlfredTennyson, escribía: “l’homme pour le champ, la femme pour le foyer / l’homme pour l’épée, elle pour l’aiguille / l’un par le cerveau, l’autre par le coeur, l’un commande, l’autre obéit”. En España, en 1865, se publicó un periódico, dirigido por María del Pilar Sinués de Marco, precisamente titulado « El Ángel del hogar ». Este arquetipo (internacional e interclasista) del ángel hogareño constituyó elmáximo enaltecimiento de las virtudes domésticas femeninas y propagó el ideal de la mujer como figura abnegada y sacrificada. Se ensalzaban las virtudes tradicionales de sumisión y de obediencia (véase Yerma que exclama “vivo sumisa a ti”, 78) insistiendo en que el único papel en la vida de la mujer era el de hija, primero, esposa después y madre.
→ Enrique Pérez Escrich “La mujer sin tacha”Las españolas pintadas por los españoles (1872):
P. ¿En qué consiste, pues la perfección de la mujer?
R.. En ser bonita, dulce, cariñosa, modesta, condescendiente, humilde, amante, sencilla, candorosa, honrada, madre de familia y otras dos mil cosas más que no enumero por no ser molesto.
P. ¿Y cómo puede conseguirse que una mujer atesore en su alma todas esas bellas perfecciones?R. Educándola desde el primer día del matrimonio para que convierta en un paraíso el hogar doméstico y en un nido de amor el lecho nupcial.
→ El discurso de la domesticidad ponía énfasis en la importancia de la maternidad y la naturaleza casi sagrada de las relaciones entre madre e hijos. Las mujeres tenían que elaborar su identidad personal a partir del matrimonio y de la maternidad, sinposibilidad de crear un proyecto social, cultural o laboral autónomo como individuos. Si la mujer tenía un papel “civilizador” o una misión “civilizadora”, o “un fin moral”, este papel no debía sin embargo alejarse del ideal de la domesticidad. La misión de la mujer radicaba en el matrimonio, la maternidad y en “formar el corazón y la conciencia de sus hijos”. La evocación del matrimonio comonecesidad, como imperativo, aparece claramente expresada en la introducción de Mario Hernández, que evoca los “Catecismos para las muchachas” de 1841, p. 27-28), que recuerda las invocaciones a San Antonio o Santa Rita (p. 29-30). Por lo que se refiere a la maternidad, la obsesión de Yerma podría interpretarse en relación con los horizontes de realización femenina de la época.
→ La glorificacióndel hogar pasaba por la elaboración de una serie de metáforas tópicas. En casa, la mujer “gobierna una pequeña república”, “es la señora de su hogar”, “el ángel del hogar”, “el matrimonio es un altar”, “la familia es un templo”. También pueden encontrarse imágenes más poéticas que asimilan a la mujer con el pájaro: “ave”, como “pájaro” encarcelado en una “jaula” (véase el poema de Carolina...
tracking img