Dones del espiritu santo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 47 (11670 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Don de Sabiduría
Se define la sabiduría como la ciencia adquirida por los primeros principios: «el nombre de sabiduría viene de sabor; como el gusto sirve para conocer el sabor de los alimentos dice San Isidoro, lo mismo la sabiduría, es decir, el conocimiento que se tiene de las criaturas por el primer principio, y de las causas segundas por la causa primera, es una regla segura para juzgarbien de cada cosa» El don de sabiduría es un conocimiento sabroso da Dios, de sus atributos y de sus misterios, como infinitamente adorables y amables. De este conocimiento resulta un sabor delicioso, del que a veces participa aun el cuerpo, y que es más o menos grande según el grado de perfección y de pureza en que se encuentre el alma. San Francisco estaba tan lleno de este gusto de lasabiduría, que cuando pronunciaba el nombre de Dios o de Jesús, sentía en su boca y en sus labios un sabor mil veces más dulce que la miel y el azúcar. Al don de sabiduría pertenecen las dulzuras, los consuelos espirituales y las gracias sensibles Son los efectos de este don, más cuando no llegan sino a la parte inferior, pueden venir del demonio, sobre todo en las almas que todavía no están del todopurificadas. Hay esta diferencia entre la sabiduría y la ciencia. Que ésta no produce generalmente el gusto espiritual que aquélla hace sentir al alma; y la razón es, porque la ciencia no mira más que a las criaturas, aunque sea con relación a Dios, en cambio a sabiduría mira a Dios, cuyo conocimiento está lleno de atractivos y de dulzura. Todo esto proviene de la caridad, cuya perfección, o sea elfervor, es la salud del alma; pues cuando el alma está de una vez bien curada de sus enfermedades y languidece, cuando está ya completamente sana, saborear a Dios y las cosas divinas como sus propios bienes, sin sentir las repugnancias, ni los disgustos, ni la dificultades que sentía antes por su insuficiente te preparación.. Este gusto de la sabiduría es a veces tan perfecto que una persona que lotuviese, al oír dos proposiciones, una formada por la razón y otra inspirada por Dios, podrá discernir entre ellas al momento, conociendo la que viene de Dios por una como cierta relación natural que tiene con su objeto: «par quamdam, objecti conneturalitaitem», dice Santo Tomás; de la misma manera, poco más o menos, que uno que come azúcar distingue fácilmente su sabor del de otras cosas dulces; ocomo El enfermo conoce los síntomas de su enfermedad por la experiencia y sentimiento que tiene, tanto o mejor que el médico por su ciencia. Al principio las cosas divinas son insípidas y cuesta trabajo saborearlas; pero después se nos hacen dulces y tan sabrosas que se paladean con placer, hasta llegar muchas veces a no sentir sino desagrado por todo lo demás. Y por el contrario, las cosas de latierra que halagan los sentidos, son al principio agradables y deliciosas, pero al final no se halla en ellas más que amargura. Un alma que por la mortificación se ha curado bien de sus pasiones, y que por la pureza de corazón consigue una perfecta salud, entra en admirables conocimientos de Dios y descubre cosas tan grandes que, en esos momentos, ya no puede hacer uso de los sentidos. De aquíproceden los arrobos y los éxtasis, que revelan, sin embargo, alguna imperfección en las almas que los experimentan, como no estar completamente purificados o acostumbrados a estas gracias extraordinarias. Porque a medida que un alma se va purificando, el espíritu va haciéndose cada vez más fuerte y más capaz de soportar las operaciones divinas sin emoción ni suspensión de los sentidos, como hacíaNuestro Señor, la Santísima Virgen, los Apóstoles y algunos otros santos, que tenían siempre el espíritu ocupado con los conocimientos más sublimes con transporte a internos maravillosos, pero sin que apareciese nada al exterior por medio de arrobamientos y éxtasis. Así como se encuentran personas tan malas que parece que no sienten gusto más que en el mal y hacen el mal con jactancia y por el...
tracking img