Doppelganger espejo malvado

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 32 (7918 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 9 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Doppelgänger: Espejo malvado __________________________
Arianna Bañuelos Zetina

Doppelgänger: El Espejo Malvado

Arianna Bañuelos

2

© 2008. Arianna Bañuelos Portada diseño y difusión de la obra: Íttakus

Edición cortesía de www.publicatuslibros.com. Debe reconocer los créditos de la obra de la manera especificada por el autor o el licenciador (pero no de una manera que sugiera quetiene su apoyo o apoyan el uso que hace de su obra). No puede utilizar esta obra para fines comerciales. Si altera o transforma esta obra, o genera una obra derivada, sólo puede distribuir la obra generada bajo una licencia idéntica a ésta. Al reutilizar o distribuir la obra, tiene que dejar bien claro los términos de la licencia de esta obra. Alguna de estas condiciones puede no aplicarse si seobtiene el permiso del titular de los derechos de autor. Nada en esta licencia menoscaba o restringe los derechos morales del autor.

Publicatuslibros.com es una iniciativa de: Íttakus, sociedad para la información, S.L. C/ Millán de Priego, 41, P 14, 1 N 23004 Jaén-España Tel.: +34 953 08 76 80 www.ittakus.com

Doppelgänger: El Espejo Malvado

Arianna Bañuelos

3

Doppelgänger: Espejomalvado

Doppelgänger: El Espejo Malvado

Arianna Bañuelos

4

“El que ve a su doble es el que va a morir” Strindberg

Doppelgänger: El Espejo Malvado

Arianna Bañuelos

5

PREFACIO

Voltear la cara, ver la hora con los días, no saber por qué o cómo nos afianzamos en la gente. Ser ojos en la paja del extraño, luego placer como un segundo cuerpo.

Al mismo tiempo ángeles ydemonios, amor y desamor al prójimo, admiradores y admirados, equilibrio del desequilibrio, guerra de la paz.

No saber cuál es la historia verdadera de nosotros mismos, igual sensatos que coléricos, locos cuerdos, desgarradores presos.

De una excepcional muestra de arte pasamos a ser escombro, nos liberamos cuando estamos presos, lloramos más después de haber reído

(nos apartamos a menudo).Escribir hermoso cuando está lloviendo, ser portador de voces olvidando el eco, juez de padres y enemigos, ser humanos, ser sencillamente complicados.

A pesar de esta naturaleza diáfana,

Doppelgänger: El Espejo Malvado

Arianna Bañuelos

6

laberinto de todos en el fugaz olvido, volteamos a la autenticidad equívoca, queriendo transformar al mundo con pensamientos ya ilustrados.Cuando queremos ser portadores del Milagro, la Voz Creadora nos opaca, porque en sí el Milagro ya existía.

La palabra no escrita ya se había encontrado; a menudo , la pintura ya se había creado, la poesía ya existía, la razón se fundaba a sí misma, la inteligencia empezaba a terminarse.

Y nada excepto esto nos sorprende, que encontremos un camino ya trazado, cuyo momento debió de haber sidosiempre el último de todos.

La dicha de renacer por tanto, es la capacidad que tenemos para sorprendernos, pero sobre aquello que se repite constantemente y no envejece, sino que eternamente se consagra.

La dualidad entonces, la que existe en todas partes; entre la sombra y la luz, la riqueza y la pobreza, la soledad y la abundancia, tiene su parte en la misma ley: decidimos amar después dehaber odiado, y conocemos la paz después del infortunio de la guerra.

Doppelgänger: El Espejo Malvado

Arianna Bañuelos

7

Por eso, a quienes lloramos todavía, nos complace saber que la palabra nace de la herida; El Milagro, vitalmente humano.

Este libro por tanto, se trata de un final que empieza con el principio, a través del reencuentro con un revelador de voces; el silencio,hablante de la vida, sonámbulo descubrimiento.

Doppelgänger: El Espejo Malvado

Arianna Bañuelos

8

CAPÍTULO 1
“Este ser afín, (Hyde), que yo había llamado del seno de mi propia alma y a quien concedí toda la anchura que pedían sus excesivos placeres, era un ser incoherentemente maligno y villano, en quien cada acto y pensamiento tenía por único centro a sí mismo, bebiendo ávido un...
tracking img